Manny Ramírez no se va

El toletero dominicano espera el llamado de algún equipo

ORLANDO, Florida.- Minutos después de ser dejado libre por los Atléticos de Oakland, atendiendo un reclamo del jugador, Manny Ramírez no sonó como un hombre amargado o resentido.

“Los Atléticos me trataron de una forma increíble en todo este tiempo, pero lamentablemente no tenían espacio para mí y es algo que no puedo controlar”, dijo Ramírez a ESPNdeportesLosAngeles.com el viernes por la noche

“Me voy a mi casa en Miami a seguir entrenando y a esperar que me brinden la oportunidad de volver a jugar, estaré atento a esa llamada y si Dios cree que es lo mejor para mí, sucederá, sino, lo comprenderé”, agregó Ramírez.

El bombardero dominicano, uno de los más temidos en las Grandes Ligas hace apenas un par de años y quien firmó un acuerdo de ligas menores con Oakland en febrero, bateó .302 con 14 carreras impulsadas en 17 juegos en Sacramento, la sucursal triple “A” de los Atléticos en la Liga Costa del Pacifico. Devengaría la proporción de un salario básico de 500 mil dólares si era agregado al roster de Grandes Ligas.

Ramírez, un bateador de .312 con 555 jonrones y 1,831 carreras impulsadas en 19 temporadas, optó por el retiro en lugar de cumplir una segunda sanción por violar el reglamento antidopaje del beisbol en abril del 2011, mientras jugaba con los Rays de Tampa Bay.

El pelotero de 40 años cumplió su sanción y podía jugar desde el 30 de mayo, pero una lesión en la corva izquierda afectó el plan de Oakland.

“Fue una tremenda experiencia, fui tratado grandiosamente por la organización de Grandes Ligas y todo el personal de triple “A”. Siempre los tendré en mi corazón”, dijo Ramírez. “Ya estaba listo para jugar, pero Oakland no tenía espacio en el roster. Lo comprendo”, reiteró.