Debate de #YoSoy 132 resulta innovador y ágil

El formato obligó a los aspirantes presidenciales a ajustarse a los tiempos acordados

Guía de Regalos

Debate de #YoSoy 132 resulta innovador y ágil
Enrique Peña Nieto rechazó participar en el debate organizado por el movimiento #Yosoy132.
Foto: Notimex

México.- La y los dos candidatos presidenciales que participaron en el debate convocado por el movimiento #YoSoy132 enfrentaron un formato innovador que les permitió mostrar su agilidad mental, conocimiento de temas para responder preguntas formuladas y, siendo un ejercicio innovador en su tipo, también salieron del acartonamiento tradicional.

A diferencia de lo que ocurrió con los dos debates organizados por el Instituto Federal Electoral (IFE), en esta ocasión la abanderada del Partido Acción Nacional (PAN), Josefina Vázquez Mota, de la Coalición Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador; y de Nueva Alianza, Gabriel Quadri, tuvieron que ser más concretos.

Innovador, pero no desordenado el formato obligó a la y ambos aspirantes presidenciales a ajustarse a los tiempos acordados, por lo que en varias ocasiones fueron interrumpidos antes de terminar sus exposiciones.

Los lugares de cómo intervendrían fueron sorteados, ante notario público, así como los temas y preguntas que les formularon.

Fue evidente que se dejó vacío en lugar que ocuparía el candidato de la coalición Compromiso por México, Enrique Peña Nieto, quien horas antes del debate envió una carta a los organizadores en la que les explicaba el por qué decidió no participar.

En su misiva, Peña Nieto argumentó que el movimiento “YoSoy 132 asumió una posición política contra su proyecto y su persona, la cual no garantizaba el espacio de neutralidad que se requiere para convocar a un debate en condiciones de equidad, por lo que declinó la invitación.

La llegada de los candidatos a la sede de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), donde se llevó a cabo el debate, estuvo vigilada y resguardada por policías de tránsito, quienes se apostaron dentro y afuera de las instalaciones, allá en los rumbos de Los Viveros de Coyoacán, donde se encuentra el inmueble de la institución.

Fueron unos 300 elementos policiales los que se ubicaron al interior de la CDHDF y sobre avenida Universidad, donde también se colocaron dos ambulancias para cualquier emergencia.

Esta vez fueron contados los elementos del Estado Mayor Presidencial que intervinieron en el operativo de seguridad, y más bien se colocaron en el estacionamiento para resguardar el arribo de los candidatos a la Comisión de Derechos Humanos capitalina.

Salvo un pequeño grupo de estudiantes de la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM, que lanzó algunas goyas en apoyo del candidato presidencial de la izquierda, no hubo mayor presencia de simpatizantes de los abanderados partidistas.

Incluso tampoco se mostraron mantas o cartulinas de rechazo contra Josefina Vázquez Mota, Andrés Manuel López Obrador y Gabriel Quiadri de la Torre, ni para el ausente, Enrique Peña Nieto.

El debate inició en punto de las 20:00 horas, pero con dificultades técnicas vía internet, por lo que incluso los reporteros que cubrieron el debate en la sede de la CDHDF perdieron la imagen parte del debate y el sonido en varias ocasiones.

Fueron más de 100 medios de comunicación los que se registraron para cubrir este debate, por los que los representantes de los mismos fueron colocados en una sala en la que sólo se colocó una pantalla, bocinas y sillas para que pudieran seguir las incidencias del debate.

El primero en llegar a las instalaciones de la CDHDF fue el candidato presidencial de Nueva Alianza, Gabriel Quadri de la Torre, y lo hizo acompañado por el dirigente nacional de su partido, Luis Castro, y por su hijo y coordinador de campaña, Luciano Quadri.

La segunda en arribar fue Josefina Vázquez Mota, a quien acompañaron Carlos Alberto Pérez Cuevas y Miguel Szekely, miembros de su equipo de campaña.

Por su parte, el abanderado de la coalición Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, llegó sólo, pero ya lo esperaban Rene Druker y Elena Poniatowska, integrantes de su equipo de campaña.

Dado el formato del debate, los candidatos se concentraron más en responder las preguntas que se les hicieron, por lo que sólo Josefina Vázquez Mota se dio tiempo para cuestionar a López Obrador y a Peña Nieto. En esta ocasión no se ocupó de Quadri de la Torre.

Quienes si cuestionaron fuerte al candidato presidencial de Nueva Alianza fueron los estudiantes que le preguntaron sobre su relación con la lideresa del magisterio, Elba Esther Gordillo, y con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Finalmente, los candidatos presidenciales agradecieron la oportunidad para participar en este debate transmitido por internet y por el Instituto Mexicano de la Radio (IMER), mientras que la CDHDF agradeció a la CDHDF por presentarles sus instalaciones. La señal también estuvo de manera permanente en Radio Ibero 90.0 en FM y en Radio Educación en el 1060 de AM.