Evidente madurez del voto hispano

NALEO celebra su convención anual en Orlando, y el presidente Barack Obama y Mitt Romney ofrecerán discursos

Guía de Regalos

Evidente madurez  del voto hispano
Arturo Vargas, director ejecutivo de Naleo, organización en cuya convención se presentarán jueves y viernes Obama y Romney.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

ORLANDO, Florida.- Desde las elecciones generales de 2008 no se presentaban los dos aspirantes a la presidencia del país ante la reunión anual de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos y Designados (NALEO), pero el jueves y el viernes el presidente Barack Obama y el abanderando republicano, Mitt Romney, hablan ante los más de 6,000 funcionarios hispanos de ambos partidos que celebran su vigésimo novena conferencia en esta región, donde están concentrado los votantes latinos.

En el 2008, el entonces candidato presidencial demócrata, Obama, prometió que si era electo regresaría en 2009 a NALEO y lo haría con su propuesta de reforma migratoria integral bajo el brazo. Han pasado cuatro años desde eso.

Obama llega el viernes sin reforma, pero con el reciente anuncio del alivio temporal de la deportación a ciertos ‘soñadores o dreamers’, medida que se espera movilice a un sector de votantes hispanos desencantados con la falta de reforma migratoria y el récord de deportaciones de la presente administración.

Hace cuatro años el candidato republicano fue John McCain, senador de Arizona y coautor de un proyecto de reforma migratoria integral del cual se apartó alejando al mismo tiempo al voto latino.

Este año es Romney quien llega a la conferencia de NALEO el jueves con un incómodo récord que también lo ha alejado de los votantes hispanos: su promesa de vetar el DREAM Act en su forma actual, el promover el concepto de la autodeportación, y hasta el momento, el no aclarar si mantendría o revocaría la directriz sobre soñadores si es electo presidente. Sólo afirma que la acción de Obama dificulta una solución legislativa a largo plazo.

Al mismo encuentro llegará el senador republicano de Florida, Marco Rubio, quien se aprestaba a presentar una versión conservadora del DREAM Act antes que Obama se adelantara con la directriz y como Romney, Rubio asegura que la acción temporal dificulta la solución legislativa a largo plazo.

Para Arturo Vargas, director ejecutivo de NALEO, a pesar de todo la presencia de estos funcionarios en la convención anual y en año electoral evidencia la importancia del voto latino en el proceso político.”Representa la madurez de la comunidad latina y del voto latino. Obviamente ambos partidos han determinado que necesitan una estrategia latina y que no pueden ignorar el voto latino ni un foro como la conferencia de NALEO para acercarse a esa comunidad”, explicó Vargas.

El director ejecutivo espera que estas figuras no sólo aborden el tema de la inmigración que ha probado ser definitorio para los votantes latinos, sino temas como el desempleo, la salud y la educación.

Ciertamente, la comunidad hispana ha sido aquejada no sólo por un sistema migratorio disfuncional y más de un millón de deportaciones que los han afectado directa o indirectamente. Asimismo, su tasa de desempleo es mayor que el índice nacional.”Queremos saber qué pretenden hacer para mejorar la economía, reducir el desempleo y mejorar los salarios; el estado de nuestra educación sigue siendo muy preocupante. Y obviamente, está el tema de la reforma migratoria. El anuncio del viernes ha aumentado la conciencia del electorado latino sobre la necesidad de la reforma migratoria”, afirmó Vargas.

La importancia de obtener la ciudadanía, registrarse y votar son los componentes centrales de la campaña Ya es Hora de NALEO junto a diversas organizaciones a través del país y medios de comunicación.

La proliferación de medidas que a nombre de combatir un presunto fraude electoral que no se ha evidenciado y que pueden terminar suprimiendo el voto de los hispanos y de otras minorías, es el telón de fondo con el que tienen que lidiar grupos como NALEO en sus esfuerzos de garantizar que los más de 50 millones de hispanos en Estados Unidos se traduzcan en una fuerza imparable en las urnas.

Los votantes latinos han probado ser instrumentales en definir elecciones cerradas en estados claves para ganar la presidencia. Así quedó demostrado en 2008. Vargas recuerda que casi diez millones de latinos votaron en los comicios de 2008, una cifra histórica. NALEO calcula que 12.2 millones de hispanos votarán en noviembre. Sin embargo, hay 21.3 millones de latinos elegibles para sufragar y el reto es lograr que todo el que sea elegible, se registre y vote.

“¿Cómo definiría los logros de la comunidad? En una sola palabra: madurez”, concluyó Vargas.