Triunfo del PRI: alegría de unos, desilusión de otros

Realzan en Los Ángeles algunos claroscuros de la elección mexicana

Triunfo del PRI: alegría de unos, desilusión de otros
Javier Rivas se encontraba entre los activistas que se reunieron ayer en la Placita Olvera para informar sobre los comicios.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Un día después de las elecciones presidenciales, los ciudadanos mexicanos que viven en Los Ángeles reflexionaron sobre los resultados y el futuro que le depara al país. Hubo quienes festejaron ayer lunes la victoria de Enrique Peña Nieto y del Partido Revolucionario Institucional (PRI), pero también hubo quienes se sintieron tristes y decepcionados.

“La elección de Peña Nieto es negativa para México porque representa un retroceso político para el país”, opinó José Luis Benavides, profesor y director de la facultad de periodismo de la Universidad Estatal CSU Northridge. “Políticamente hablando, el panorama para México es terrible”.

La licenciada Estela Aguilar, en cambio, estaba feliz con los resultados y llegó a Los Ángeles desde San Diego para festejar con otros simpatizantes que se aglomeraron en la Placita Olvera. “Peña Nieto presentó muy buenas propuestas y se mantuvo al margen de los ataques políticos de los otros candidatos. Es un hombre muy educado y mesurado”, opinó.

Otro de los presentes en el evento fue Ricardo Chávez, sobrino del extinto líder campesino César Chávez. “Yo estoy aquí de manera neutral y apolítica”, señaló. “Vine para informar a la comunidad hispana de los resultados y a aconsejar que mantengan el orden y la paz”.

Según Chávez, Peña Nieto es una persona dinámica, humilde y de buenas ideas. “Quiere estimular la economía de manera bilateral para que la gente ya no tenga que venir a Estados Unidos y dejar a sus familias en México”, opinó.

Benavides rescató de las elecciones presidenciales el movimiento estudiantil #YoSoy132 que, según dijo, “apunta a uno de los problemas centrales, que es la relación de los medios de comunicación con los poderes políticos”.

Destacó que una de las causas de la victoria de Peña Nieto fue el trabajo mediático realizado. “Se pareció mucho a las elecciones norteamericanas por el tipo de estrategia mediática temprana y de largo alcance”, subrayó el catedrático.

Ricardo Pizano, simpatizante del PRI, también se refirió al grupo #YoSoy132, aunque desde una óptica opuesta a la de Benavides. “Esperamos que se produzcan cambios, especialmente entre (los jóvenes), que están un poco desubicados”, dijo Pizano.

Por su parte Mike González, presidente de la organización Los 32 por México, del condado de Orange, sostuvo que ese movimiento universitario en realidad “fue sólo de un grupito del D.F. al que inflaron cuando lo pusieron frente a las cámaras”. “Los otros candidatos les hicieron promesas infundadas y se las creyeron, pero en el resto del país los estudiantes prefirieron a Peña Nieto”, dijo González.

“Necesitamos que todos se unan al esfuerzo de mejorar el país. No podemos estar gastando nuestra energía en berrinches”, agregó refiriéndose no solo a los estudiantes, sino también a la oposición en general.

En cuanto a la valoración de los otros dos partidos, Benavides dijo que los resultados electorales representan un rechazo definitivo al Partido Acción Nacional (PAN), “que volvió a ser lo que era -un partido oposicionista y marginal que sólo sirve a ciertos sectores de la sociedad-“. Y sobre el Partido de la Revolución Democrática (PRD), opinó que Andrés Manuel López Obrador no fue el candidato adecuado para estas elecciones por tratarse de una figura muy “polarizante” que mucha gente rechaza.

Jorge Mario Cabrera, de la Coalición por los derechos humanos de los inmigrantes en Los Ángeles (CHIRLA), habló del sentimiento general de los miembros de la organización. “Hemos notado bastante ansiedad en la comunidad. Existe un temor de que el nuevo Gobierno continúe con la misma política negativa de pelea directa contra el crimen organizado”, dijo, y destacó que muchos miembros no creen que la elección haya sido cristalina. “Existe un sentimiento general de incredulidad”, subrayó.

Benavides coincidió con Cabrera al afirmar que “la propuesta de Peña Nieto es sólo cambiar el tipo de policía …va a ocurrir como en la época de Zedillo que, con su política, lo único que logró fue la creación del cartel de Los Zetas”.