Aetna enfrenta acción legal por tratos injustos

Llevan a juicio a la aseguradora por realizar serie de prácticas ilegales.
Aetna enfrenta acción legal por tratos injustos
La demanda fue presentada ayer por la mañana ante ante la Corte Superior del condado de Los Ángeles.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Miles de doctores de California presentaron ayer una demanda histórica en contra la compañía de seguros Aetna, alegando prácticas injustas e ilegales contra pacientes y médicos.

Los demandantes acusan a Aetna de supuestamente vender costosos seguros a los pacientes, y luego negarles de manera sistemática e ilegal el acceso a servicios fuera de su red de proveedores. Las opciones más costosas de seguros PPO (Opción de proveedor preferido) y PSO ( Punto de Servicio) permiten a los pacientes utilizar profesionales y servicios médicos que se encuentran fuera de la red de proveedores de las compañías de seguro. Según los demandantes, Aetna ha negado esa posibilidad a sus pacientes de manera sistemática y ha amenazado a doctores que referían a sus pacientes a servicios fuera de la red, e incluso terminado sus contratos.

El doctor Samuel Fink, presidente de LACMA dijo que el negarle los servicios fuera de la red a los pacientes es una práctica común de la aseguradora. “Este tipo de práctica pone en peligro la salud de los pacientes”.

“Aetna vende una póliza como si fuese un auto Mercedes Benz y el paciente recibe un auto Yugo”, dijo Rocky Delgadillo Director Ejecutivo de LACMA, una organización profesional sin fines de lucro que representa a 6,500 doctores. “Es una decisión muy valiente, la de enfrentarse a una compañía de seguros médicos. Al hacerlo, los doctores se arriesgan a perder miles de pacientes”, señaló Delgadillo. Se trata de la primera vez que los médicos se unen para presentar una demanda histórica de esta magnitud.

“Estoy orgulloso de mis colegas que se han unido en esta batalla del tipo de David contra Goliat”, agregó el doctor Andrew Brooks, cirujano ortopédico. Brooks contó que cuando los médicos querían pedir para sus pacientes ciertos servicios que ellos consideraban necesarios o referirlos a centros médicos que ofrecían mejor servicio, recibían amenazas de la aseguradora desalentándolos y muchas veces, Aetna les terminaba sus contratos por tal razón.

Delgadillo señaló que con la demanda están pidiendo a Aetna más transparencia. “Que no ofrezcan algo que después no van a cumplir”. También esperan que esta demanda le abra los ojos a las otras grandes aseguradoras médicas con fines de lucro que realizan prácticas similares. “Las compañías de seguro están poniendo las ganancias económicas por sobre la salud de los pacientes”, comentó Delgadillo.

Sólo en el último cuatrimestre, las ganancias de Aetna fueron de $8,800 millones. El año pasado, el presidente de la compañía ganó 10 millones de dólares, señaló Delgadillo.

Aetna ha sido criticada previamente por aumentar el precio sus pólizas. Tres meses atrás, Dave Jones, comisionado de Seguros de California, llamó a los aumentos irracionales y dijo que Aetna estaba perjudicando a los pequeños empresarios de California al aumentar las pólizas un 30.3 % en los últimos 24 meses.

Fink recalcó que son los doctores quienes están al tanto de la salud de sus pacientes y quienes deberían tomar las decisiones médicas, y no las compañías de seguros. El médico dijo que los doctores pasan un promedio de entre el 28 y el 38% de su tiempo tratando de cobrarle a los seguros médicos por sus servicios. “Nos dicen que volvamos a llamar en unas semanas, y así va pasando el tiempo. Muchos doctores se cansan de llamar una y otra vez o no tienen tiempo para llamar y terminan sin cobrar por su trabajo”.

El juicio masivo fue presentado por la Asociación Médica del condado de Los Ángeles LACMA, la Asociación Médica de California CMA, la Asociación Médica del condado de Santa Clara, la Asociación Médica del condado de Ventura, cuatro centros de cirugía, más de 60 médicos y un paciente cuyo nombre no fue revelado por cuestiones de confidencialidad.

Angela Agrusa, una de las abogadas principales del juicio explicó que el paciente había pagado extra para poder usar servicios fuera de la red de Aetna, pero cuando lo necesitó, la compañía de seguro trató de desalentarlo con cartas y llamados para que no lo hiciera. Siguiendo la recomendación médica y porque ya había pagado por tal beneficio, el paciente decidió utilizar el servicio fuera de la red. Aetna se negó a pagar por los servicios y sólo cubrió $9,000 de los $70,000 del total.

Delgadillo invitó a los pacientes que hayan sufrido amenazas, abusos o prácticas injustas de parte de Aetna que visiten el sitio http://www.lacmanet.org/ y compartan sus historias con la Asociación Médica.

La demanda fue presentada ayer por la mañana ante ante la Corte Superior del condado de Los Ángeles. Aetna tiene ahora 30 días para responder. La compañía de seguros no respondió a los llamados de La Opinión.