Facebook cierra con pérdidas

Anuncia merca de $157 millones asociado a salida a la Bolsa
Facebook cierra con pérdidas
Mark Zuckerberg (centro), y parte de su grupo, sonando la campana Nasdaq el 18 de mayo de 2012.
Foto: EFE

Mejora ingresos aunque enfrentó mermas en segundo trimestre

WASHINGTON, D.C.- Facebook anunció ayer una pérdida neta de 157 millones de dólares por el coste asociado a la salida a bolsa de mayo, y pese al aumento de usuarios y de ingresos de publicidad, el aspecto más vigilado por los inversores.

Ya son 955 millones de usuarios en todo el mundo que utilizan la mayor red social del mundo, algo que parece no convencer a los inversores que desde mayo han llevado las acciones de Facebook a la baja por las preocupaciones sobre cómo la compañía va a rentabilizar su presencia en los dispositivos móviles.

La pérdida neta contrasta con los 240 millones de dólares del mismo periodo de 2011 y se debe a que Facebook tuvo que hacer frente a 1,300 millones de dólares en pagos de compensaciones por acciones tras la salida a bolsa del pasado 18 de mayo.

Desde aquel esperado y publicitado debut, que convirtió en millonarios a muchos empleados de la compañía de Silicon Valley que habían sido compensados con esas participaciones, el precio de la acción de Facebook ha caído considerablemente desde los 38 dólares de partida.

Ayer Facebook se depreció al cierre del Nasdaq un 8.5%, antes de conocerse los resultados del segundo trimestre, y amplió las caídas en las operaciones electrónicas tras la clausura para perder más de un 30 por ciento con respecto al precio de salida a bolsa de mayo.

El fundador y consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg, recordó en su primera llamada con inversores, que acostumbran a organizar las empresas en parqués bursátiles, que la compañía está poniendo el acento en las aplicaciones móviles.

Zuckerberg aseguró que las prioridades serán invertir en tecnología móvil y anuncios para “compartir experiencias con amigos”.

La compañía fundada por Mark Zuckerberg registró unos ingresos de 1,184 millones de dólares, un aumento del 32.2 por ciento con respecto al período abril-junio de 2011 y por encima de las expectativas del mercado, una de las notas positivas de la publicación de hoy.

Por operaciones, la pérdida fue de 743 millones de dólares, aunque Facebook calculó que si se descontara el coste de las compensaciones por acciones se hubiesen situado en los 515 millones de dólares de beneficio.

Los ingresos por publicidad, la clave que más interesa a los inversores de la red social, aumentaron un 28 por ciento interanual hasta los 992 millones de dólares, con lo que representan un 84 por ciento de los ingresos de la compañía.

Además, los usuarios móviles de Facebook aumentaron un 67 por ciento hasta los 543 millones, algo que deja entrever un sólido avance de la red social en dispositivos como los “smartphones” y las tabletas.

Los analistas, que desde la salida a Bolsa tienen un poder mayor para presionar por mejoras en la rentabilidad de Facebook, quieren ver señales positivas en la venta de espacios publicitarios en la red social en los cada vez más importantes aparatos móviles.

Facebook destacó que ha expandido la importancia de las historias patrocinadas en las actualizaciones que ven los usuarios y ha conseguido aumentar el impacto de sus campañas, aunque los analistas siguen queriendo ver más protagonismo de estas aplicaciones en los móviles.

Tampoco hizo un gran favor que la compañía fundada por Zuckerberg, quien ya se presentó en mayo con una sudadera frente a los trajeados analistas de Wall Street, no publicara en sus primeros resultados como empresa bursátil las estimaciones de la marcha en los próximos trimestres.

Zuckerberg dijo a los inversores que la política de la empresa seguirá siendo adquirir “talento”, ya que “Facebook tiene una cultura muy emprendedora y queremos con nosotros personas que quieran asumir riesgos”.

En un guiño sobre medidas futuras, Zuckerberg dijo que Facebook se plantea “con el paso del tiempo” construir sus propios dispositivos móviles, paso que dio Google con la compra de Motorola, ya que “la electrónica de consumo está cada vez más enfocada a las redes sociales.