Autoridades quieren reducir la tuberculosis en Florida

El objetivo para el 2020 es reducir la tasa a dos casos por cada 100 mil personas
Autoridades quieren reducir la tuberculosis en Florida
El control y tratamiento de la tuberculosis está entre las prioridades de salud en Florida.
Foto: Archivo / La Opinión

MIAMI, Florida (EFE).- El director de Salud Pública de Florida, John Armstrong, divulgó hoy los cambios que han realizado al sistema estatal de atención a la tuberculosis para reducir la tasa de la enfermedad en 50% durante los próximos ocho años.

Armstrong dio a conocer el plan en una conferencia telefónica, después de que el pasado 2 de julio se cerrara el único hospital del estado especializado en esa enfermedad, lo que suscitó críticas luego de medios locales revelaran un brote de tuberculosis entre los indigentes de Jacksonville, al norte de Florida.

El Sistema de Atención a la Tuberculosis de Florida contiene estándares y estrategias de control, supervisión para detectar con tiempo los casos de tuberculosis activa, identificación de las poblaciones de alto riesgo para la evaluación.

También incluye separar los pacientes en tres niveles de gravedad y de acuerdo con ello suministrar el tratamiento adecuado; así como formalizar las operaciones con los hospitales públicos Jackson Memorial de Miami y Shands en Jacksonville que se encargarán de proveer tratamiento a los pacientes del Hospital A.G. Holley.

La tasa de infección de Florida, afirmó, ha declinado desde 5,2 a 4 casos por cada 100 mil personas desde 2007 hasta 2011.

En lo que va de año se han registrado 284 casos, lo que indica que el total anual igualará o superará los 3,8 casos por cada 100 mil habitantes. El objetivo para el 2020 es reducir la tasa a dos casos por cada 100 mil personas, según datos de Armstrong.

Las autoridades sanitarias de Florida afrontaron críticas por el cierre el pasado 2 de julio del centro médico especializado en esta enfermedad, en Lantana, en el condado de Palm Beach, al norte de Miami, y que fue aprobado por la Asamblea Legislativa.

Las críticas surgieron al publicarse un informe del 5 de abril de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) que indicaba que Florida habría registrado el mayor brote no contenido en los últimos 20 años, al detectarse la enfermedad en indigentes en el norte del estado.

El Departamento de Salud de Florida salió al paso asegurando que que se habían puesto en marcha todas las medidas necesarias para contener este brote, incluyendo la activación de la Coalición de la Comunidad de Jacksonville contra la Tuberculosis.

Armstrong aseguró que el plan divulgado hoy no está relacionado con el reciente brote en Jacksonville.