Consuelo para Phelps: plata

Nadador de EEUU llega a 17 preseas; a 2 del nuevo récord
Consuelo para Phelps: plata
Nathan Adrian, Ryan Lochte y Culllen Jones (izq. a der.) colaboraron en la cosecha de Michael Phelps al ganar la plata en el 4x100.
Foto: EFE

LONDRES (AP).- Michael Phelps ganó en los relevos ayer una medalla de plata que lo acercó al récord de preseas olímpicas, en una jornada en la que se batieron dos récords del mundo y uno olímpico en la natación.

Phelps estuvo en el cuarteto de Estados Unidos del 4×100, que ganó Francia por primera vez en la historia.

Es la medalla número 17 que cosecha Phelps en tres Juegos Olímpicos -incluidas 14 de oro- y si se alza con otras dos de cualquier valor superará a la gimnasta soviética Larisa Latynina, quien encabeza la tabla histórica de preseas olímpicas con 18.

Phelps nadará en otras cinco pruebas en la piscina olímpica, incluida la de hoy en los 200 estilo libre, dos días después de haber quedado insólitamente cuarto en los 400 metros combinados que ganó su compatriota Ryan Lochte.

Ambos fueron compañeros del equipo que relegó a Rusia al tercer lugar.

“Al menos gané una medalla”, dijo Phelps, refunfuñando.

Los dos récords del mundo quedaron en manos de la estadounidense Dana Vollmer y del sudafricano Cameron Van der Burgh.

Vollmer le dio a Estados Unidos el oro en los 100 mariposa, mientras que Van der Burgh le regaló en los 100 metros estilo pecho la primera medalla a Sudáfrica dentro la piscina.

Las restantes victorias fueron de la francesa Camille Muffat en los 400 metros libre, con récord olímpico.

Van der Burgh demolió a sus rivales con un registro de 58″. 46/100 para subir a lo alto del podio, relegando al australiano Christian Sprenger (58″ 93/100) y el estadounidense Brendan Hansen (59″ 49/100), plata y bronce respectivamente.

“Si hay una carrera perfecta, creo que la nadé esta noche [ayer]”, dijo el sudafricano de 24 años, quien trituró el récord que tenía el australiano Brenton Rickard desde 2009 con 58″ 58/100.

Vollmer, por su parte, impuso el récord mundial tras tomar la ventaja justo después de tocar una orilla con un tiempo de 55″ 98/100, con lo cual limó ocho centésimas al récord anterior que fijó la sueca Sarah Sjostrom en el Mundial de 2009, en Roma.

“Estoy feliz de este récord y de ser la primera mujer que nada debajo de los 56 segundos”, destacó Vollmer, que no se clasificó para Beijing 2008.

La estadounidense ya había conseguido un récord olímpico en las eliminatorias matutinas del sábado.

La china Lu Ying llegó segunda, con un tiempo de 56″ 87/100, y la australiana Alicia Coutts obtuvo la medalla de bronce, al detener el cronómetro en 56″ 94/100.

Muffat reverdeció los laureles de Francia, un poco marchitos en los últimos tiempos en la natación, al embolsar el oro y fijar un nuevo récord olímpico con tiempo de 4′ 1″ 45/100.

La estadounidense Allison Schmitt, quien llegó media brazada detrás, se quedó con la plata con crono de 4′ 1″ 77/100.

La campeona defensora Rebecca Adlington obtuvo el bronce con 4′ 3″ 1/10, para conseguir la primera medalla de Gran Bretaña en la natación.

El japonés Kosuke Kitajima no logró el tricampeonato olímpico que buscaba, al llegar quinto.

“Quería defender el título, pero era realmente duro. De todos modos, disfruté la carrera intentándolo”, dijo el japonés.