Con nueva imagen y el mismo espíritu

La Curacao se ajusta a cambios en su clientela

Guía de Regalos

Con nueva imagen  y el mismo espíritu
La nueva estrategia de Curacao apuesta al mercado hispano bilingüe y al mismo tiempo busca atraer más a clientes de otras culturas. La cadena tiene gran presencia en la comunidad inmigrante..
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

No sólo dejó de lado la decoración de esculturas y pirámides representativas de la cultura maya y azteca que adornaban la entrada de la mayoría de sus tiendas, sino también eliminó de su nombre el artículo “La” y ahora es simplemente “Curacao”.

Así, la empresa estrenó ayer una nueva imagen, un nuevo logo y una nueva cultura corporativa, pero sin dejar -dice- “el estpíritu hispano” que la ha caracterizado desde que comenzó a operar en 1980.

El nuevo logotipo más simple y moderno se estrenó en la sucursal ubicada en el área de Pico-Union, marcando el inicio de lo que la compañía inidicó es su “nueva era”.

“Queremos ofrecer una nueva experiencia a nuestros clientes y así poder servir a las nuevas generaciones de latinos”, dijo Teylez Pérez, director de mercadeo de Curacao, una cadena de tiendas que por más de 30 años ha tenido fuerte presencia en la comunidad hispana de Los Angeles.

Gilberto López y su familia por décadas han comprado casi todo lo que tiene en su hogar en esta tienda. “Porque nos dan crédito sin muchos requisitos y me hablan en español”, dijo.

En los últimos años la compañía ha reportado un significativo cambio demográfico y en la cultura de sus clientes. Aunque siguen siendo en más de un 90 por ciento de origen hispano, tienen otro perfil. Solo un 40 por ciento de su clientela habla solamente español.

“Anteriormente no había suficiente personal que hablara también inglés. Con este cambio se le han abierto las puertas a otro tipo de clientes incluyendo los afroamericanos, los asiáticos del área pero sobre todo a las nuevas generaciones de hispanos”, asentó Jennifer Miranda, una de las 2,300 empleados de esta compañía, que se ha colocado en los últimos tres años como una de las 50 principales tiendas de electrodomésticos del país.

“Muchos de nuestros clientes son jóvenes bilingües que buscan la más alta tecnología y por eso queremos ofrecerles lo último en productos, de la marca Apple por ejemplo, en su idioma y a su gusto”, sostuvo Miranda.

La tienda cuenta con 10 sucursales más en el sur de California, una en Arizona, y próximamente inaugurará una en Nevada.

José Tobar, quien ha trabajado en esta emrpesa durante 16 años indicó que cerca de un 95 por ciento de los clientes solicitan comprar a crédito. Y aunque el interés de ese crédito es alto, variando entre un 40 y un 19 por ciento, este sigue siendo lo que más atrae a los clientes de Curacao. Eso lo saben de sobra los ejecutivos de la compañía, que han asegurado que las políticas para extender crédito a sus clientes no cambiaran con la nueva cultura corporativa.

Jerry Azarkman, fundador de la tienda, expresó su compromiso por seguir sirviendo primordialmente a la comunidad latina inmigrante, con la cual se identifica.

“Las familias latinas fueron las primeras en abrirme sus puertas cuando yo vendía de puerta en puerta hace más de 30 años, por eso yo mantengo mi lealtad con esta comunidad”, dijo el dueño de Curacao, que desde 1980 ha servido a más de 2 millones de clientes.