Todo un ‘monstruo’

David Chocarro disfruta de un personaje 'enredado' e 'interesante' en 'El rostro de la venganza'

“El niño monstruo” es como los televidentes lo identifican por su nuevo personaje.

El verdadero monstruo para David Chocarro es dar vida a un expresidiario que de niño se convierte en asesino por ser víctima de bullying o burlas constantes, en El rostro de la venganza.

“El personaje es muy enredado y es muy interesante como trabajo actoral porque la investigación tuvo que ser muy profunda. Él mató a ocho compañeritos cuando era niño, la familia lo da por muerto”, dijo el actor en una reciente visita a Los Ángeles sobre el desafío de su nuevo papel como Diego Mercader en la telenovela de suspenso.

Al salir de la prisión, Mercader adopta una nueva identidad como Martín Méndez para adaptarse a una nueva vida, a sus 30 años, y después de estar en la cárcel por dos décadas.

Honesto, compartió, que al principio estuvo preocupado por no cumplir con las expectativas.

“Nunca había protagonizado una novela y además este personaje no era para dejarlo pasar”, comentó el actor y padre de dos niñas.

Hasta consideró su trabajo anterior, donde realizó doble personaje y uno de ellos con parálisis, como una preparación no intencional para el actual.

“En La casa de al lado, en su momento, me pasó lo mismo con este: de sentir que no podía hacer este porque el desafío es grande, pero mi mujer me ayuda con esto porque ella [Carolina Laursen] es actriz y creo que es una muy buena directora”, expresó.

E hizo lo que pocos hacen.

“No me gusta trabajar solo porque uno no puede ver [lo que está haciendo], sobre todo con un personaje tan complejo, a pisar en falso. Hablé con los directores y les dije: ‘Yo necesito que me ayuden’. Todos los personajes están vinculados con este personaje”, dijo sobre la responsabilidad que tiene con el público y sus compañeros de elenco, que incluyen a Saúl Lisazo y Maritza Rodríguez.

Aunque su apariencia física y trayectoria como modelo pueden darle una imagen de una persona enfocada en lo visual, Chocarro considera la actuación como su prioridad profesional.

“Mi primera vez arriba de un escenario fue a los 15 años haciendo comedia musical con mi papá”, aseveró sobre la carrera que el también exbeisbolista retomó seriamente a los 24 años en el teatro en su natal Argentina.

Tras participar en la telenovela mexicana Los éxitosos Pérez en 2010, junto a Verónica Castro, Jaime Camil y Ludwika Paleta, se mudó a Miami para laborar con Telemundo en Alguien te mira y Aurora.

“Estos últimos años han sido de mucho crecimiento. Y me gustaría llevarme un poco de esto a Argentina a retomar mi carrera, tengo dos años acá… Y aunque uno no quiera ser profeta en su tierra, es algo que uno siempre tiene pendiente”, declaró.

Aseguró que los nervios previos en el set de El rostro de la venganza, por tener el papel estelar, han desaparecido.

“Ahora ya no, pero cuando empecé las grabaciones sí me sentía muy presionado… Uno inevitablemente empieza a sentir ese peso en la espalda y a decir: ‘¿Y si no funciona, van a decir que es por mí, qué onda?’. Pero también uno se da cuenta que tantas novelas que no han funcionado o no han rendido lo que esperaban y nadie se murió. Y ahí le empiezas a bajar. Y cuando siento que mi energía se está diluyendo al lado que no corresponde, me enfoco en mi personaje y a dejar que eso hable por mí”, aseguró.

De su próximo rol, como parte de su contrato con la televisora, dijo entre risas, “a este ritmo, el próximo personaje va a ser un marciano”.