63% de hispanos votaría por Obama-Biden

El candidato a vicepresidente de los republicanos, Paul Ryan, cuenta todavía con un fuerte desconocimiento entre los hispanos
63% de hispanos votaría por Obama-Biden
Obama mantiene la popularidad entre la comunidad hispana, que representará en noviembre 11 de cada 100 electores registrados.
Foto: AP

Washington, 22 de Agosto – Barack Obama y su compañero de fórmula Joe Biden obtendrían hoy un robusto 63 % de los votos de los electores hispanos frente al 28 % del tándem republicano formado por Mitt Romney y Paul Ryan, según una encuesta difundida hoy.

Pese a la notable diferencia, el candidato demócrata redujo en el último mes en cuatro puntos la intención de voto entre votantes latinos, mientras que el republicano salió fortalecido al crecer cinco puntos, apuntó el sondeo realizado para el diario “The Wall Street Journal” y los canales Telemundo y NBC News.

Obama mantiene la popularidad entre la comunidad hispana, que representará en noviembre 11 de cada 100 electores registrados, mientras que Romney ha visto crecer tanto los partidarios como los detractores durante el último mes.

El 67% de los encuestados manifiesta una opinión positiva del demócrata y el 19 % una negativa; mientras que el republicano obtiene más sentencias contrarias (48 %) que a favor (31%).

El candidato a vicepresidente de los republicanos, Paul Ryan, cuenta todavía con un fuerte desconocimiento entre los hispanos (27 % no lo conocen) y una visible división de opiniones.

Después de presentarse como número dos de Romney el pasado 11 de agosto, el legislador Paul Ryan crea simpatía en un 26 % de los electores latinos y descontento en un 27 %.

Su par demócrata, el candidato a vicepresidente Joe Biden, cuenta con un 43 % de opiniones favorables, el doble que las negativas (23 %).

No hay asunto político en el que los hispanos crean que Mitt Romney sea mejor opción que Barack Obama.

Confían especialmente en el demócrata como político que se preocupa por el bienestar de la gente común (64 %), que apuesta por la transparencia (60 %), que cuenta con dotes de presidente (59 %) y que lidia bien con las crisis (58 %).

Y aunque Obama lo aventaja, Romney registra sus mejores datos en lo que se refiere a su capacidad para mejorar la economía (31%), sus dotes de organización (30 %) y la posibilidad de que renueve la forma de trabajar de los políticos en la capital de EE.UU (27 %).

La economía, que se está perfilando como un asunto clave en la contienda electoral, se encuentra en recuperación para el 57 % de los encuestados.

En concreto, el 44 % cree que mejorará durante los próximos doce meses, el 38 % que se mantendrá igual y el 15 % que irá a peor.

Otra clave de la cita electoral de noviembre es la composición del Congreso.

El 61 % de los encuestados apuesta por un poder legislativo controlado por los demócratas y el 29 % por los republicanos.

Esa voluntad se traslada también a los partidos. El partido demócrata cuenta con un 57 % de voces favorables y el republicano, un 33 %.

El 47 % de los hispanos cree que su representante en el Congreso se merece ser reelegido y el 42 % asegura que debería dar una oportunidad a un nuevo legislador.

Sólo tres de cada diez votantes aprueba la actividad realizada por el Senado y la Cámara de Representantes.

En relación con el trabajo hecho durante el mandato demócrata en la Casa Blanca, seis de cada diez aprueba la gestión en materia económica y también en política exterior.

La carrera presidencial de este año interesa menos a los latinos que la de 2008, según el sondeo.

El 42 % de los hispanos se declara muy interesado por la campaña, 7 puntos menos que el pasado mes de julio y 25 puntos menos que cuatro años atrás.

Pese a ser uno de los segmentos de población más codiciados por los partidos, solo tres de cada diez recibió mensajes electorales personalizados de los republicanos y cuatro de cada diez de los demócratas.

El 4 % dice haber recibido mensajes de la campaña de Romney por redes sociales y el 8 % de Obama.