Abuela del príncipe Harry contrata un sicólogo

El problema a resolver tiene que ver con los perros de la monarca
Abuela del príncipe Harry contrata un sicólogo
La reina Isabel II junto a su esposo, el Duque de Edimburgo.
Foto: Archivo

La reina Isabel II de Inglaterra acaba de contratar a un sicólogo, pero no para que la ayude a enfrentar el escándalo que provocaron las fotos de su nieto, el príncipe Harry, desnudo en Las Vegas.

De las “travesuras” de su nieto parece estar curada de espanto.

Se cuenta que la monarca decidió pagar por los servicios del profesional luego de que sus canes atacaran a la mascota de la princesa Beatriz, un terrier llamado Max. “Su majestad cría a sus canes con disciplina, pero ella misma reconoce que a veces hay problemas que requieren ayuda profesional”, explicó una fuente al periódico Daily Telegraph.

Al parecer, la reina quedó “muy molesta” con lo sucedido con Max, ya que su nieta Beatriz había depositado en él todo su cariño tras la reciente muerte de otro de sus animales de compañía. Por eso, la monarca ha decidido confiar la tarea al Dr. Roger Mugford, quien ya trató a los perros de la princesa Ana y ha aventurado cuál podría ser la causa del incidente.

“Los perros desarrollan una mentalidad adherida a la manada, por lo que cualquier recién llegado y desconocido es una amenaza para ellos y atacan”, explicó el experto, quien no ha querido confirmar que trabaja para Buckingham.

El accidente, en el que Max quedó malherido de una oreja, ocurrió mientras los perros de la reina y los tres que posee la familia de los Duques de York daban un paseo por la finca que la monarca tiene en Balmoral (Escocia).