Con alegría refrendan su patriotismo

Cientos de mexicanos celebraron en Los Ángeles con orgullo la independencia de su país

Con alegría refrendan  su  patriotismo
El Cónsul General de México, David Figueroa dio el tradicional Grito de Independencia en la Plaza Olvera, de Los Ángeles.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

“Mexicanos y mexicanas, ¡Vivan los héroes que nos dieron patria y libertad! ¡Viva nuestra independencia nacional! ¡Viva México!

El Grito, que resonó en toda La Plaza Olvera, representó la parte más emocionante de un día en el que reinó la música, la comida y trajes típicos mexicanos. Los asistentes, ondeando banderas mexicanas, vitorearon y celebraron junto con el Cónsul General de México, Daniel Figueroa Ortega, los 202 años de libertad de la nación mexicana.

“Celebrar la independencia a la distancia del país es mas intensa porque el corazón late mas fuerte cuando vemos ondear la bandera y escuchamos el himno nacional”, dijo Figueroa Ortega. Agregó que él deseaba reconocer la labor de los mexicanos que construyen, con su esfuerzo, dos países desde aquí, México y Estados Unidos.

Entre los invitados a la ceremonia se destacaron, además del cónsul, quien llevó a cabo la ceremonia, los concejales José Huizar, padrino del El Grito de este año, Ed Reyes, concejal del Distrito 1, así como el alcalde Antonio Villaraigosa y José Duarte, presidente del Comité Mexicano Cívico Patriótico.

Duarte destacó que la preservación de El Grito es una de las tradiciones que su comité ha tratado de mantener desde la celebración de la primera ceremonia realizada en el año 1933.

La celebración de la Independencia de México fue una ocasión especial que no se vio empañada por el calor reinante en el centro de Los Ángeles. Personas vestidas con trajes típicos mexicanos, portando bandas con el nombre de México e incluso banderas, adornaron la plaza, mostrando el orgullo por su país. Desde horas del mediodía, el lugar preferido de los angelinos para la celebración de todo tipo de fiestas, recibió a personas de diversas partes del condado y de lugares más lejanos.

“Siempre voy a México para celebrar la independencia pero este año no pude por el trabajo. Por eso estoy aquí”, dijo Luis Cárdenas, de Riverside, quien asistió acompañado de su esposa y sus dos hijas, portando una bandera de México.

La Plaza Olvera también recibió visitantes de la Ciudad de México. Juana Alba, oriunda de esa ciudad pero residente ahora en Los Ángeles, se acercó a la placita, junto con su hija, para celebrar esta importante fecha.

“En la Ciudad de México, las personas van vestidas con los colores de la bandera, blanco, verde y rojo. Aquí es un poco diferente”.

Una de las personas que llamó la atención de los presentes fue Humberto Rentería, quien estaba vestido al estilo de los que acompañaban a Pancho Villa durante la revolución. Las personas, llenas de curiosidad, se tomaban fotos con él.

“Represento lo que llevo en mi sangre y lo que lleva cualquier mexicano o de cualquier lugar de América en la sangre: el orgullo por la patria”, dijo. “Debemos luchar por mantener nuestra identidad y no dejar que nos la cambien”.

Como en toda fiesta o celebración de cualquier tipo, el toque comercial no pudo faltar en el evento. Diversas compañías atraían la atención de la concurrencia mediante la entrega de gratuita de sus productos tales como sodas, muestras de alimentos, etc. Los que ofrecían rifas de cualquier producto también tenían largas filas de asistentes.