Combaten la obesidad con las artes marciales

En una academia de artes marciales, en el suroeste de Chicago se ayuda a los niños a mantenerse activos, sin sobrepeso y se promueve la disciplina.

Combaten la obesidad con las artes marciales
Niños en una de las clases que se imparten en la Academia de Artes Marciales de La Villita.
Foto: Belhú Sanabria / La Raza

Chicago.- Niños de Chicago y suburbios acuden durante todo el año a una academia de artes marciales porque los padres buscan que sus pequeños aprendan defensa personal, sean disciplinados, que compitan en ligas profesionales y otros simplemente luchan contra la obesidad y el sobrepeso, dijo a La Raza Vidal Rosales, fundador e instructor de la Academia de Artes Marciales de La Villita.

La academia, que abrió sus puertas hace seis años, cuenta con alrededor de 100 alumnos de cuatro años de edad en adelante. También hay clases separadas para personas adultas y los padres que estén matriculados pueden practicar las artes marciales con sus hijos.

Para Rosales, originario de Michoacán, México, la obesidad es un gran problema en la comunidad hispana y para él, las razones principales son que las escuelas están sobrepobladas, y en algunos casos dijo que, “los estudiantes no hacen ejercicio a diario, sino sólo una vez a la semana o a veces hasta una vez al mes”.

Rosales señaló que a la academia han llegado varios niños con sobrepeso. “A los padres les decimos que los traigan tres o cuatro veces a la semana, entonces es cuando comienzan los cambios, cuidan la dieta, comen menos comida rápida, hacen más ejercicio, por lo que empiezan a bajar esas libras de más”, explicó.

“A veces la misma obesidad causa en los niños problemas sicológicos, porque sus compañeros les hacen burla en la escuela, ellos se sienten mal, tenemos gente que tienen a sus niños en terapia y los traen aquí y empiezan a bajar de peso, y su autoestima mejora”, recalcó Rosales, de 35 años.

DISCIPLINA EN ACCIÓN

Como en la academia se promueve la disciplina, para Rosales es muy importante que los niños cumplan con sus tareas escolares y se porten bien en casa. “Yo les digo a mis niños que de nada me sirve que ustedes sean buenos peleadores, salgan campeones nacionales, si en su casa no se están portando bien y sus notas y rendimiento escolar no son buenos”.

Gabriel Serrato es residente de La Villita y lleva a su hijo Diego, de nueve años de edad, a la academia de artes marciales, desde hace cuatro años.

Para Serrato, el que su pequeño practique este deporte no sólo le ha servido físicamente sino que también, gracias a la disciplina que caracteriza a la academia, el menor ha mejorado sus calificaciones en la escuela.

“Diego tiene buen apetito; si no lo mantuviéramos en esto estaría con sobrepeso. Pero aquí queman calorías; cuando termina la clase todos salen bañados en sudor, es un ejercicio muy saludable y efectivo; se lo recomiendo a la gente”, puntualizó Serrato.

LUGAR PRECISO

Academia de Artes Marciales

3656 W. 26 th St.

Chicago