Príncipe Enrique trasladado a un lugar seguro de Afganistán

El pasado viernes, dos marines de Estados Unidos perdieron la vida en un ataque de los talibanes contra esa base
Príncipe Enrique trasladado a un lugar seguro de Afganistán
Enrique, hijo del príncipe Carlos y la fallecida Diana de Gales, está destinado en Afganistán como piloto de helicópteros Apache.
Foto: AP

Londres – El príncipe Enrique de Inglaterra, nieto de la reina Isabel II, fue llevado a un lugar seguro durante el reciente ataque talibán contra la base de Camp Bastion, donde está destinado, según el ministro británico de Defensa, Philip Hammond.

El pasado viernes, dos marines de Estados Unidos perdieron la vida en un ataque de los talibanes contra esa base.

En unas declaraciones anoche al programa “Newsnight” de la cadena BBC, Hammond dijo que se han tomado medidas de seguridad adicionales teniendo en cuenta que el príncipe podía ser blanco de una agresión debido a que es miembro de la familia real británica.

Enrique, hijo del príncipe Carlos y la fallecida Diana de Gales, está destinado en Afganistán como piloto de helicópteros Apache.

Según los medios británicos, los talibanes dijeron que el ataque fue en represalia por la divulgación de un vídeo estadounidense que ridiculiza al profeta Mahoma y porque Enrique está en Afganistán.

“Está destinado (en Afganistán) como un oficial más pero está claro que se han tomado medidas de seguridad adicionales pues se reconoce que él puede ser un blanco por ser quién es”, dijo Hammond.

El ministro de Defensa recalcó que el nieto de Isabel II es piloto de Apaches y afronta los mismos riesgos que sus compañeros.

Más de cincuenta efectivos de la OTAN han perdido la vida como resultado de ataques de soldados o policías afganos este año.

Enrique, de 28 años, está en Afganistán por un periodo de cuatro meses y es el primer miembro de la familia real que está en zona de conflicto desde que su tío, el duque de York, que estuvo en la Marina, participó en la guerra de las islas Malvinas de 1982.