Miles de sirios llegan a Jordania y los refugiados son 278,392 (Fotos)

El número de desplazados va aumentando en los países vecinos de Siria y continúan pidiendo ayuda al ACNUR

Guía de Regalos

Miles de sirios llegan a Jordania y los refugiados son 278,392 (Fotos)
Un grupo de refugiados sirios bajan de un vehículo tras atravesar a territorio jordano en la aldea de Thuniba, cerca de la ciudad de Ramtha, al norte de Amán, en la frontera de Siria y Jordania, el 15 de septiembre de 2012.
Foto: EFE / JAMAL NASRALLAH

Ginebra – Miles de sirios que huyen del conflicto en su país continúan llegando a Jordania, según denunció hoy el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), quien denunció que la semana pasada 4,000 personas cruzaron la frontera sirio-jordana.

Estas últimas llegadas de sirios procedentes especialmente de la provincia austral de Daraa han llevado el número total de refugiados sirios en Jordania a 92,778.

El número de refugiados en Turquía se eleva a 83,260; en Líbano 72,913 -el doble que el mes pasado-; y en Irak 29,441, por lo que el número global de desplazados sirios refugiados en los países vecinos alcanza las 278,392 personas.

A pesar de que el número global de refugiados sigue aumentando, el ACNUR se centra estos días en intentar que los niños que ya se encuentran fuera de su país puedan comenzar el curso escolar en los colegios públicos de los países de acogida.

En Líbano, la agencia pretende que 15,000 menores sirios vuelvan a las aulas; por ahora sólo han logrado que 1,608 lo hagan, el doble que en el mismo mes del año pasado.

El ACNUR espera que una reciente circular del ministerio de Educación libanés promoviendo el acceso de los niños sirios a las escuelas públicas libanesas, acelere el progreso.

En Jordania, la mitad de los 27,000 menores registrados como refugiados deberían haber empezado el curso escolar, es por ello que, mientras promueven su matriculación en los colegios públicos jordanos el ACNUR ha empezado a dar clases a unos 2,000 alumnos que residen en el campo de refugiado de Za’atri.

En paralelo, en colaboración con Unicef y con el ministerio de Salud jordano, el ACNUR está llevando a cabo una campaña de vacunación contra el sarampión y la polio en Za’atri.

Hasta la fecha, se han beneficiado de este programa 4,500 menores.

Por otra parte, la agencia de la ONU se congratuló porque el gobierno iraquí haya abierto el tercer puesto fronterizo con Siria, en Al Qaem, en cuyo campo los niños serán educados mientras que no consigan matricularse en los colegios públicos.

Mientras, en el interior de Siria los desplazados continúan pidiendo ayuda al ACNUR, que en sólo una semana, recibió 14,000 solicitudes.

BEIRUT (BASSEM MROUE/AP) – El presidente sirio Bashar Assad afirmó en forma categórica que su régimen no caerá y fustigó a algunos países del Golfo Pérsico, acusándolos de usar su gran riqueza petrolera para tratar de derrocarlo.

Las declaraciones de Assad fueron publicadas el viernes en momentos en que un grupo opositor, el Organismo Nacional de Coordinación para el Cambio Democrático en Siria, acusó al régimen de estar detrás de la desaparición de dos de sus líderes.

Los dirigentes Abdul-Aziz al-Kheir y Ayas Ayyash tenían previsto asistir el domingo a una conferencia en Damasco con la participación de unos 20 grupos sirios que exigen la dimisión de Assad. Pero desaparecieron el martes junto con un amigo que los había recogido en el Aeropuerto Internacional de Damasco, indicó el organismo.

El director del grupo, Hassan Abdul-Azim, dijo en declaraciones telefónicas a The Associated Press que al parecer el régimen está detrás de las desapariciones.

La crisis de 18 meses en Siria se ha convertido en una cruenta guerra civil en la que han muerto más de 23,000 personas, según activistas de oposición.

Assad, en una entrevista con el semanario egipcio Al-Ahram Al-Arabi, afirmó que los rebeldes “no triunfarán” y que “no se repetirá” en Siria una intervención militar extranjera como la que ayudó al derrocamiento del líder libio Moamar Gadafi.

La entrevista con Assad fue publicada un día después de que la aviación del régimen atacó una estación de gasolina en el norte de Siria, lo que generó una gran explosión que dejó 30 muertos y decenas de heridos.

Assad lanzó también uno de sus más duros ataques a Arabia Saudí y Qatar, que figuran entre sus más enérgicos críticos y simpatizan con la oposición. El presidente sirio dijo que esos países intentan influir en la región con su dinero.

“Creen que su dinero puede comprar geografía, historia y un papel regional”, dijo Assad.

“Le están dando armas y dinero a los terroristas con la esperanza de repetir el modelo libio”, señaló el mandatario. “En vez de contribuir a la estabilidad regional, están suministrando armas y entrenamiento a elementos armados para debilitar al Estado sirio”.

Assad afirmó que la única manera de resolver el conflicto en Siria es mediante “el diálogo con la oposición” y que la “puerta para el diálogo está abierta”.

La mayoría de los grupos opositores se niegan a conversar con el regimen, pues afirman que no aceptarán otra cosa que la dimisión de Assad y la disolución de las organizaciones de seguridad del gobierno.