Mirkarimi proseguirá como sheriff de San Francisco

Supervisores no hallan relación entre su mala conducta y su habilidad para desempeñar el puesto; alcalde reprocha decisión
Mirkarimi proseguirá como sheriff de San Francisco
Ross Mirkarimi regresa a su puesto como sheriff de San Francisco.
Foto: Francisco Barradas / El Mensajero

SAN FRANCISCO.— Convicto por un cargo de violencia familiar, Ross Mirkarimi se mantendrá como sheriff del condado, tras no encontrar la Junta de Supervisores de San Francisco razones claras para destituirlo por faltas administrativas, tal como pedía el alcalde.

“La decisión de la Junta devuelve a un abusador doméstico a dirigir la oficina del sheriff”, expresó el alcalde Ed Lee en un comunicado, emitido minutos después de que cuatro supervisores rechazaran que Mirkarimi fuera despedido.

“Haré todo lo que pueda con mi autoridad, para mantener a los abusadores como responsables de sus actos y que las víctimas y testigos de violencia doméstica no sean silenciados”, dice también el comunicado del alcalde.

La decisión de la Junta de Supervisores, el miércoles 9 de octubre, llegó tras nueve horas de sesión pública convocada específicamente para tratar los cargos por faltas administrativas contra Mirkarimi.

El 12 de marzo, Mirkarimi se declaró culpable de retención forzada de la libertad, delito que cometió contra su esposa, la actriz venezolana Eliana López, el 31 de diciembre de 2011.

El 19 de marzo, el mismo día que Mirkarimi fue sentenciado a tres años de libertad condicional, multas y otras penas, incluido un día en la cárcel, el alcalde Ed Lee anunció que lo suspendía del cargo de sheriff, sin goce de sueldo, y pidió a la Comisión de Ética de la ciudad que analizara su destitución definitiva por presuntas faltas administrativas.

A la Comisión de Ética le tomó seis meses arribar a una conclusión. Desechó la mayoría de los cargos interpuestos por el alcalde –mentiras a la autoridad investigadora, intimidación de testigos, entre otros–; pero la agresión “verbal y física contra su esposa” sirvió a los comisionados, con excepción de uno, el presidente de la comisión, Benedict Y. Hur, para recomendar la destitución definitiva de Mirkarimi.

El dictamen pasó a la Junta de Supervisores, el cabildo de San Francisco. Requería nueve votos, de 11 totales, para su aprobación.

Cuatro supervisores, John Avalos, David Campos, Jane Kim y Cristina Olague, se opusieron a avalar la destitución del sheriff. Argumentaron, básicamente, que no encontraban relación entre la mala conducta personal de Mirkarimi con su desempeño del cargo. Los otros siete miembros del cabildo votaron por la remoción.