Opuestos a la Medida H

Empresarios de El Monte buscan que la misma no sea aprobada en las elecciones
Opuestos a  la Medida H
La propuesta busca que por cada onza de bedida azucarada o gaseosa se sume un centavo más al precio de venta.
Foto: AP

A menos de un mes de las elecciones de noviembre, propietarios de negocios de El Monte han comenzado una fuerte campaña para derrotar en las urnas una controversial medida que busca imponer un impuesto de un centavo por onza sobre las bebidas endulzadas con azúcar vendidas en esta ciudad.

La Medida H requeriría a los negocios pagar el impuesto en productos que contienen concentrado de jugo de frutas, sacarosa, fructosa o glucosa, tales como soda, jugo de fruta, leche con chocolate, aguas frescas, horchata, y cientos de otros productos, afectando a restaurantes, supermercados, cines, licorerías, entre otras.

Una auditoría inicial por la campaña ‘No a la Medida H’ encontró que cientos de bebidas que se venden en El Monte estarían sujetos al nuevo impuesto. “La Medida H sube los precios y presiona los clientes fuera de la ciudad, haciéndolo más difícil para las empresas latinas mantener su competitividad con restaurantes y tiendas de alimentos fuera de la ciudad”, dijo Justo Acevedo Sotelo, dueño de Antojitos Mi Amor Restaurant en El Monte. “Mis clientes no quieren pagar precios más altos, y en esta economía menos de ellos realmente pueden darse el lujo”.

Más de 40 negocios latinos en la ciudad de El Monte tormaron una coalición para oponerse a la medida que les obligaría, dicen, a elevar los precios de los alimentos y elementos de menú y los ponen en una desventaja con las empresas de fuera de la ciudad. “En California el desempleo está entre 9 y 12%, pero en comunidades como la de nosotros están sufriendo 12-14% de desempleo, no entiendo con qué consciencia imponen un impuesto de un centavo por onza de azúcar a una comunidad que esta sufriendo y esta tratando de atraer negociantes y que haya un desarrollo económico”, indicó Pedro Carrillo, de la firma Urban Associated, que forma parte de la coalición.

La Cámara de Comercio de El Monte/South El Monte y sus 350 empresas miembros, también han salido en oposición al impuesto sobre la Medida H que se presentará a los votantes en noviembre. El alcalde de la ciudad y autor de la medida, Andre Quintero, sostiene que el impuesto que se recaude a través de esta ayudará a prevenir la obesidad mientras se recaudan entre 3 millones y millones de dólares al año en fondos para servicios y programas vitales para los residentes de El Monte.

Para poder presenter esta medida a los votantes, la ciudad se declaró en ‘emergencia fiscal’, un requisito para justificar una elección en un año sin elecciones regulares.

La ciudad enfrentaba un deficit de 2.3 millones de dólares para el año fiscal corriente, el cual logró balancear con recortes en todos sus departamentos. Quintero y los otros miembros del Concejo sostienen que la ciudad requiere soluciones a los problemas de presupuesto a largo plazo tales como los incrementos salariales y el incremento en costos médicos de sus empleados y jubilados. El mes pasado un juez ordenó a la ciudad cambiar el título y el sumario de la medida por considerarlo ‘impermisiblemente partidista’ al sugerir que la medida era para combatir el alto índice de obesidad en la ciudad. El título se cambió por ‘The El Monte Sugar Sweetened Beverage Business License Fee Measure’, (La Medida de Cuota sobre la Licencia para Negocios de Bebidas Endulzadas con Azúcar de El Monte) y aclara que los fondos que se recauden serán para “mantener los servicios del fondo general de la ciudad”.

La ciudad gastó 60 mil dólares para poner la medida en la boleta y espera inverter otros 41,000 dólares para defenderla en corte si esta es aprobada, según Dave Gondek, de la oficina del Abogado de la Ciudad.