Empleados de Wal-Mart en huelga hasta el “Viernes negro” (Fotos)

Trabajadores de Dallas, Texas y Maryland se han unido a las protestas, que seguirán hasta un día después del festivo del Día de Acción de Gracias
Empleados de Wal-Mart en huelga hasta el “Viernes negro” (Fotos)
Las protestas y huelgas de empleados de Wal-Mart se extendieron ayer al estado de Arkansas.

LOS ÁNGELES, California.- Las protestas y huelgas de empleados de Wal-Mart se extendieron ayer al estado de Arkansas. La semana pasada, trabajadores de esta cadena de varias tiendas del sur de California, como Pico Rivera, San Diego y San Francisco hicieron lo mismo.

El HuffPost Voces reporta que ahora se unieron empleados de Dallas, Texas y Maryland, quienes planean seguir protestando hasta el llamado “Viernes negro”, un día después del festivo del Día de Acción de Gracias, el próximo noviembre, justo cuando inicia la temporada de ventas navideñas en Estados Unidos.

“Los trabajadores de Wal-Mart han perdido el miedo a ser despedidos, a pesar de que no pertenecen a ningún sindicato”, dijo Jorge Amaro, portavoz de United Food and Commercial Workers (UFCW), organización que apoya el movimiento de los empleados de la poderosa cadena.

“Hoy nos manifestamos en Bentonville, Arkansas, y seguiremos en otras ciudades; este movimiento va a ser mucho más grande en diversas tiendas [Wal-Mart] del país”, aseguró.

Amaro, líderes sindicales, religiosos y representantes nacionales de derechos civiles, aseguran que la directiva de la compañía “continúa ignorando las demandas de mejoras salariales, alto a maltratos, recorte de horas de trabajo, despidos o represalias en contra de quienes se manifiestan públicamente sobre las condiciones de trabajo”.

El HuffPost Voces asegura que a la luz de la primera huelga de trabajadores de Wal-Mart en Estados Unidos, al menos un centenar de manifestantes viajaron a la sede corporativa de la cadena, ubicada en Bentonville, Arkansas, para protestar ante el director ejecutivo de la empresa, Mike Duke, para pedir un alto a las presuntas acciones de represalia para silenciar a los empleados que buscan mejoras laborales.

“Los esfuerzos de Wal-Mart para tratar de silenciarnos sólo creó más apoyo entre nuestros compañeros de trabajo para pedirle cambios a la tienda”, dijo Colby Harris, quien trabaja en una tienda Wal-Mart de Lancaster, Texas, y gana 8.90 dólares por hora, después de laborar tres años para la empresa.

“Pero no nos van a callar, especialmente durante el ‘Viernes negro’, cuando Wal-Mart quiere recortarnos los días festivos que deberíamos pasar con nuestras familias, pero para beneficio de la empresa. Si Wal-Mart quiere trabajadores plenamente comprometidos en sus tiendas el ‘Viernes negro’, necesita hacer algo más por nosotros el resto del año”.

Según el HuffPost Voces, las expresiones de frustración de los trabajadores de Wal-Mart ya se han dado a conocer en más de una docena de ciudades del país; varios empleados abandonaron por algunas horas sus puestos en lugares como Chicago, Dallas, Washington, DC., Miami, Orlando, Seattle, Los Ángeles, Sacramento, San Diego, San Francisco, Laurel (Maryland) y ahora Arkansas.

“Muchas veces he tenido que trabajar con equipo que no sirve”, dijo Josué Mata, empleado de Wal-Mart en Dallas, Texas. “No estamos pidiendo mejoras económicas sino un alto al maltrato que recibimos por parte de los gerentes, administradores y supervisores”.

Mata, quien lleva 18 meses laborando para Wal-Mart en el departamento de mantenimiento, dijo que la empresa tiene una política de puertas abiertas para que los empleados denuncien sus quejas, y, aunque algunos de ellos lo han hecho, han sido víctimas de represalias.

Por su parte, los huelguistas del mayor centro de distribución de Wal-Mart, ubicado en Elwood, Illinois, regresaron a trabajar después de tres semanas y tras la reincorporación de los 38 empleados que fueron despedidos o suspendidos por organizarse. También recibieron sus pagos retroactivos.

De acuerdo al HuffPost Voces, este centro de distribución Wal-Mart recibe el 70% de las importaciones y surte de mercancía los estantes de pequeños centros de distribución en el medio oeste de Estados Unidos y Canadá. Cada día de huelga le pudo haber costado a la compañía un promedio de $10 a $12 millones.

“Ojalá que ya paren todas las represalias en contra de los [trabajadores] asociados que denuncian las malas condiciones de trabajo en Wal-Mart”, expresó Evelyn Cruz a HuffPost Voces y quien lleva más de ocho años como empleada de Wal-Mart. “Ellos saben que los salarios que pagan no alcanzan para nada y obligan a las familias a tener que depender de la ayuda social del gobierno federal”.

Al cierre de esta nota no hubo declaración alguna a HuffPost Voces por parte de Dan Fogleman.

“La represión persiste en contra de quienes reportamos los problemas”, dijo Mata. “Muchos supervisores lo hacen de una forma persuasiva y, si decidimos denunciarlos, nos amenazan con quitarnos el empleo”.

Sally Greenberg, directora ejecutiva de la Liga Nacional de Consumidores dijo en la manifestación de Bentonville, Arkansas, que en Estados Unidos los trabajadores no deberían ser forzados a declararse en huelga para proteger sus derechos más básicos, como la libertad de expresión.

Puede leer la historia del HuffPost Voces aquí.