Los hechos de Libia

Lo más importante es saber qué ocurrió para poder evitar una repetición
Los hechos de Libia

El ataque terrorista a la oficina diplomática estadounidense en Benghazi, Libia, que dejó cuatro muertos, incluyendo al embajador J. Christopher Stevens debe ser investigado en detalle para que no se vuelva a repetir.

El asesinato de un embajador estadounidense es muy serio. Esto obliga a plantearse el grado de seguridad que tenía el diplomático, obviamente inadecuado ante los hechos ocurridos. Especialmente en un sitio como Libia donde no existe un Gobierno sólido y donde hay numerosas milicias armadas, entre ellos grupos ligados a Al Qaeda. Hay que saber por qué se rechazaron las peticiones de más seguridad.

También hay interrogantes de cómo se manejó la información, de cómo el ataque que fue descripto primero como una protesta contra un video -similar a lo ocurrido en El Cairo- pasó a ser una planeada agresión terrorista que coincide con el 11 de septiembre.

Hay mucho para saber y reconocer con el fin de corregir errores. Lamentablemente, este hecho ocurrió en medio de una elección presidencial cuando toda noticia se convierte en material electoral.

Por ejemplo, vale la pena preguntarse si en algún momento alguien dentro del Gobierno federal quiso restar importancia a lo que fue un acto terrorista para mantener una narrativa de seguridad bajo la Administración del presidente Obama.

Lo que sí se sabe es que el candidato presidencial Mitt Romney se apresuró en sus criticas el mismo día de los hechos, cuando se sabia muy poco. También se conoce que la madre de uno de los estadounidenses muerto en el ataque, pidió a Romney que no utilice el nombre de su hijo en su discurso de campaña.

Es penoso también que el comité de Supervisión Gubernamental de la Cámara Baja esté más interesado en buscar culpables para señalar que en conocer los hechos para evitar una repetición de los mismos. Su presidente, Darrell Issa, busca en este caso el culpable de alto rango que nunca encontró en “Rápido y Furioso”.

No hay que perder de vista que lo importante es saber bien qué ocurrió en Benghazi, cómo se llegó a esa situación y cómo debe procederse en un futuro.

Alrededor de la web