Piden pena de muerte Piden pena de muerte para presunto asesino de tres personas en Downey

En su primera comparecencia ante un juez, Jade Douglas Harris no tuvo que responder a los cargos que se le imputan
Piden pena de muerte Piden pena de muerte para presunto asesino de tres personas en Downey
Flores y velas se apreciaban el jueves frente a la casa de los dueños de United States Fire Protection Services, en Downey.
Foto: AP

Todavía hay muchas preguntas que responder en torno a si el supuesto robo de un vehículo Chevy 2010 llevó a Jade Douglas Harris a asesinar a tres personas y a secuestrar a otras dos (entre ellas un menor de edad) en dos lugares diferentes, pero a pesar del hermetismo de las autoridades la Oficina del Fiscal del condado de Los Ángeles ha pedido la pena capital.

Los fiscales John McKinney y Stacy Wiese —del Distrito Central— presentaron los cargos ayer en la Corte Municipal de Downey y pidieron que Harris, de 30 años de edad, permanezca en la cárcel mientras se lleva a cabo el enjuiciamiento.

El defensor público Diego Martínez, representante del acusado, pidió tiempo para analizar las pruebas en contra de su cliente y poder ofrecerle la mejor defensa legal. La siguiente audiencia está programada para el 28 de noviembre.

En esta oportunidad Harris no tuvo que responder a los cargos que se le imputan. Tanto el abogado defensor como los fiscales coincidieron en que las cámaras de televisión y fotográficas no serán permitidas en el proceso judicial —por el momento— para evitar que los posibles jurados se predispongan y para que los testigos potenciales no sean influenciados por las imágenes. “Casos como este en esta área son escasos, aún en ciudades tan grandes y tan sofisticadas como Los Ángeles”, dijo McKinney.

Ninguna de las partes quiso dar declaraciones sobre este sonado caso —los fiscales para no entorpecer las investigaciones y el defensor público porque acababa de recibir el caso y no había tenido tiempo de estudiarlo—.

Alrededor de una docena de familiares, entre ellos el hermano de una de las víctimas, y amistades acudieron a la corte pero declinaron ofrecer comentarios. Algunos incluso salieron corriendo del edificio para evitar ser abordados por los periodistas.

Los asesinatos ocurrieron el pasado miércoles entre las 11:12 a.m. y 11:17 a.m. Un sujeto, descrito por los sobrevivientes como un hombre afroamericano, llegó al negocio United States Fire Protection y después de un breve intercambio de palabras asesinó a Josimar Rojas, de 26 años de edad, y a Irene Cárdenas, de 35; ademá s hirió a otra persona. Después el sujeto supuestamente secuestró a Susana Pérez Ruelas, de 34 años, y su hijo, de 13, para que los llevara a su residencia. Ahí asesinó a Pérez Ruelas, le disparó en el brazo a su hijo y huyó en el vehículo de familia.

El vehículo descrito como Chevy Camaro, de color negro y del año 2010 fue puesto a la venta en Craigslist y el sujeto supuestamente tenía la intensión de robarlo, aseveró el abogado de la familia. Por su parte el vocero del Departamento de Policía de Downey, Dean Milligan, no ha hablado sobre los motivos que pudieron llevar al sospechoso a asesinar a las víctimas; aseguró que la familia era el blanco de los asesinatos.

De acuerdo con los archivos de la Corte Superior del condado de Los Ángeles, Harris tiene un historial criminal que incluye posesión de arma de fuego, posesión de arma, posesión de arma de fuego en un vehículo, robo, intento de robo y asalto.