Mayoría de estadounidenses apoya legalización de indocumentados

Un sondeo del diario The Washington Post y la cadena ABC informa de que el 57% de los americanos les gustaría que los trabajadores sin papeles fueran regularizados
Mayoría de estadounidenses apoya legalización de indocumentados
El 68% de los no caucásicos (negros, hispanos, asiáticos, entre otros) dicen estar de acuerdo en que se encuentre un camino para la legalización de los indocumentados.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Washington – Más de la mitad de los estadounidenses apoyan un camino hacia la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados, según un sondeo publicado hoy por el diario The Washington Post y la cadena ABC.

Según la encuesta, el 57% de los estadounidenses dice que los trabajadores indocumentados deben ser legalizados, porcentaje que entre los hispanos se dispara hasta el 82%.

Más de siete de cada 10 demócratas están de acuerdo con la medida, junto al 69% de los adultos jóvenes.

La mayoría de los caucásicos, el 51%, también lo apoya, mientras que el 39% del total de los estadounidenses se ha manifestado en contra.

El 68% de los no caucásicos (negros, hispanos, asiáticos, entre otros) dicen estar de acuerdo en que se encuentre un camino para la legalización de los indocumentados, que representaron el 28% del electorado que votó a favor del presidente Barack Obama, la semana pasada.

La encuesta fue realizada por teléfono entre el 7 y el 11 de noviembre en una muestra aleatoria nacional de 1.023 adultos.

Los resultados tienen un margen de error de muestreo de 3,5 puntos.

La reforma migratoria ha sido una de las grandes carencias en la primera legislatura de Obama y una de las grandes demandas de la población hispana, que pese no haberla llevado a cabo, fue uno de los grupos decisivos que permitió la reelección del presidente.

Tras las elecciones, el asunto migratorio ha vuelto a la palestra, y la pasada semana el líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, John Boehner, aseguró que la Cámara baja trabajará por una reforma “integral” del sistema migratorio estadounidense.

“Es un tema importante que creo que debe ser tratado. Este problema ha existido durante demasiado tiempo. Aunque creo que es importante que aseguremos nuestras fronteras y hagamos cumplir nuestras leyes, creo que un enfoque integral es necesario desde hace mucho tiempo, y estoy seguro de que el presidente (Obama), yo mismo, y otros legisladores, podemos encontrar un terreno común”, dijo.