De cariño llama ‘llorón’ al ‘Turco’

Técnico de Toluca reconoce labor del timonel de Xolos y admite que le duele perder

TOLUCA, México.- Las lágrimas que virtió Antonio Mohamed tras el silbatazo que lo coronó como el técnico campeón del futbol mexicano, fueron acompañadas de un abrazo con Enrique Meza.

Poco después, el técnico del club mexiquense reconoció el trabajo del “Turco” y lo llamó llorón, sin ánimo de criticarlo.

“Es muy llorón, estaba llorando, vino a disculparse [por ganar el partido], no supe a qué vino pero me abrazó, somos amigos”.

“Antonio es un muchacho que seguramente va a conseguir muchos éxitos, independientemente del de hoy [ayer]”, dijo el estratega escarlata, luego del abrazo.

No obstante que reconoció la derrota y aceptó que su equipo fue superado en la serie final, Meza dijo que no podía alegrarse porque Mohamed ganó el título, ya que a él le dolió mucho perder su cuarta final.

“Alegrarme, alegrarme, no me alegra porque me derrotó a mí, yo le tengo afecto y él lo sabe, entonces merecido sí es [el título para Xolos], alegrarme, alegrarme, no.

“Bien se impuso Tijuana, fueron mejores que nosotros y al final corrimos muchos riesgos de [recibir] más goles y en los 2 primeros creo que no estuvimos certeros”, expresó.

Meza aceptó que su cuarta final consecutiva quedándose en la orilla le significó un trago muy amargo, pero consideró que ojalá tenga tiempo de reponerse y poder jugar otra.

“El problema no es cuántas veces te caes, el problema es cuántas veces te puedes levantar y yo soy un tipo que está acostumbrado a remar en contra de la corriente.

“Tengo cuatro medallas de segundo lugar, que no cuentan, pero para mí sí, porque tengo 6 nietos, entonces me faltan dos [para dedicarlas] y no porque aspire al segundo lugar sino porque es parte del juego, se gana, se empata y se pierde y hoy [ayer] otra vez me quedo en la orilla”, dijo, para luego referirse a que ayer fue el cumpleaños de su hija y no pudo dedicarle el título de campeón del futbol nacional.

El entrenador choricero sostuvo que no hubo necesidad de levantar el ánimo a sus jugadores.

“No tengo que levantárselos, ellos saben qué hicieron y lo que dejaron de hacer”, indicó.

“Estoy muy gratamente sorprendido con el apoyo de la afición, se portaron maravillosos”, comentó Enrique Meza.