Palestinos por reconciliación

Egipto propicia unidad por los últimos gestos de Al Fatah y Hamás
Palestinos por reconciliación
El presidente egipcio, Mohamed Mursi (der.), se reúne con miembros de Hamás, Jaled Meshal (cen.) y Musa Abu Marzuk (izq.), en el Cairo.
Foto: EFE

EL CAIRO, Egipto (EFE).— El presidente egipcio, Mohamed Mursi, se reuniría ayer en El Cairo con los líderes palestinos, Mahmud Abás y Jaled Meshal, en un intento por impulsar la reconciliación tras los últimos gestos de Al Fatah y Hamás a favor de la unidad palestina.

Según un comunicado oficial, Mursi se entrevistará con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina y el líder del grupo islamista Hamás después del mediodía en el palacio presidencial de la capital egipcia.

El diario independiente Al Masry al Youm, que citó fuentes de la presidencia de Egipto, señaló que será una cumbre tripartita.

El ambiente entre Hamás y Al Fatah ha cambiado notablemente desde la ofensiva israelí en Gaza de noviembre, con constantes gestos y declaraciones por ambas partes en favor de la unidad interpalestina, negociada sin éxito desde hace años.

De hecho, el pasado viernes cientos de miles de seguidores de Al Fatah participaron en la celebración del 48 aniversario de este partido en la Franja de Gaza, por primera vez desde que Hamás tomara el control de la misma en 2007.

El pasado diciembre la ANP, gobernada por Al Fatah, permitió a Hamás celebrar su 25 aniversario en Cisjordania, también por primera vez en cinco años.

Desde que fuera elegido como presidente en las elecciones de junio de 2012, Mursi ha reiterado su compromiso de trabajar para poner fin a la división interpalestina.

Al Fatah y Hamás firmaron un pacto de reconciliación en la capital egipcia el 4 de mayo del 2011.

La disputa entre las dos facciones se remonta a junio de 2007, cuando los islamistas se hicieron con el control de Gaza tras expulsar a las fuerzas leales a Abás, lo que originó dos gobiernos palestinos- uno de Hamás en Gaza y otro de la ANP, vertebrado por Fatah, en Cisjordania.