Faltan 990 mil firmas para reclamar la reforma migratoria

60 grupos comunitarios del país buscarán las firmas durante la caravana rumbo a Washington "Ruta de la victoria", que dará inicio el 21 de febrero

Guía de Regalos

Faltan 990 mil firmas para reclamar la reforma migratoria
La comunidad hispana no se detiene en su lucha por la reforma migratoria integral.
Foto: Archivo / J. Emilio Flores

Miami, 25 de Enero – Una coalición de 60 grupos comunitarios del país confía en recoger más de un millón de firmas a favor de una reforma migratoria integral y justa, así como del fin de las redadas y deportaciones de inmigrantes indocumentados.

“Ya hemos recolectado 10,000 firmas y estamos trabajando con otras organizaciones de otros estados para alcanzar o superar el millón”, dijo hoy a Efe Francisco Portillo, impulsor de la iniciativa y presidente de la organización hondureña Francisco Morazán, de Miami.

Esa organización, que forma parte de la Coalición de Organizaciones Latinas Unidas por una Reforma Migratoria Integral, planea encabezar a partir del próximo 21 de febrero una caravana que irá de Miami a Washington, para entregar allí las firmas recolectadas al congresista demócrata Luis Gutiérrez y al republicano Mario Díaz-Balart.

“Pedimos que, de una vez por todas, se apruebe una reforma migratoria justa” y que “paren las deportaciones (de sin papeles) mientras trabajamos por sacar adelante” la reforma, destacó Portillo.

NY pisa al frente

Se mostró optimista ante las posibilidades de que el Congreso apruebe una reforma migratoria que allane el camino para que millones de inmigrantes indocumentados puedan legalizar su situación y aspirar a la ciudadanía estadounidense.

“Somos más optimistas que nunca”, especialmente después de escuchar al presidente Barack Obama, que acaba de iniciar su segundo mandato, pedir al Congreso que se pronuncie sobre la reforma migratoria.

Las organizaciones comunitarias hispanas reclaman a Obama que cumpla con la reforma migratoria integral que prometió llevar a cabo durante los primeros 100 días de su primer gobierno, algo que todavía no ha hecho.

En la jura de su segundo mandato como presidente de EE.UU., volvió a mencionar la cuestión de los inmigrantes, un gesto que ha sido visto como positivo pero todavía insuficiente para muchos grupos que reclaman una regularización de la situación de los inmigrantes indocumentados.

No obstante, Portillo insistió en que en sus “dieciséis años de lucha nunca había tenido tanto optimismo”, al tiempo que hizo un llamado a las “comunidades y negocios del país para que se unan a este histórico esfuerzo”.

En su opinión, “es el momento de lograrlo. Mañana será demasiado tarde”.

Los activistas partirán el próximo 21 de febrero en una caravana hacia Washington y, a lo largo de la ruta, planean detenerse en ciudades de Florida, Georgia, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Tennessee y Virginia para seguir recolectando firmas.

Explicó que tardarán en llegar a Washington unos diez o quince días y que, una vez allí, se reunirán con grupos de activistas procedentes de Los Ángeles, Chicago y Nueva York.

“Queremos además -prosiguió- que las firmas lleguen a manos de las diferentes bancadas en el Congreso de manera que podamos obtener el apoyo a una reforma bipartidista”.

Un punto prioritario de esta petición es que “se decrete de inmediato una moratoria en las deportaciones y se ponga fin a la destrucción de las familias de indocumentados”, resaltó Portillo.

“Están deportando a demasiada gente. Sólo en 2012 se deportó a 31,700 hondureños y este mes de enero ya se ha deportado a un millar” de compatriotas, dijo.

Además, “hemos puesto en marcha una campaña de envío de tarjetas postales a Obama donde le pedimos que extienda el Estatus de Protección Temporal (TPS, por su sigla en inglés) para hondureños y nicaragüenses”, que expira el próximo 5 de julio.

En los comicios de noviembre, el electorado hispano le entregó a Obama su confianza con una abrumadora mayoría que rondó el 70% de los votos frente a su rival, el republicano Mitt Romney, “un mensaje y un voto de castigo -en opinión de Portillo- contra quienes criminalizan a los indocumentados”.

La caravana se denominará “Ruta de la victoria”, apuntó el activista hondureño, un lema, explicó, que quiere avivar el entusiasmo de toda la comunidad latina por una reforma migratoria integral.