Emprenden el vuelo

Tras práctica, los Cuervos salen a Nueva Orleáns
Emprenden el vuelo
Justin Tucker, novato de Baltimore, halló una creativa manera para relajar a sus compañeros en los últimos toques del equipo en casa.
Foto: AP

OWINGS MILLS, Maryland (AP).— Después de una última práctica en sus instalaciones, los Cuervos de Baltimore empacaron las maletas para viajar a Nueva Orleáns con miras al Super Bowl.

Los Cuervos tuvieron una práctica ligera ayer, su última de la temporada en su casa. El equipo tiene hoy el día libre y volará mañana para enfrentar el 3 de febrero a los 49ers de San Francisco.

“Tuvimos una gran semana. Tuvimos una práctica excelente. Los muchachos están muy atinados y están emocionados. Tenemos que ir allá y hacerlo tan bien, o mejor”, comentó el entrenador John Harbaugh tras la práctica.

Harbaugh apuntó que los 49ers son un equipo “muy bien entrenado”. Lo dijo con una sonrisa, porque el timonel de San Francisco es su hermano menor Jim.

Como un buen banquete, el Super Bowl tiene algo para todos los gustos. Ray Lewis, la estrella que espera salir por la puerta grande.

Joe Flacco, el quarterback que ha fijado récords en playoffs y que finalmente llegó al partido más importante en la NFL, donde enfrentará a Colin Kaepernick, un jugador que representa la nueva era de mariscales capaces de ganar con el brazo y con las piernas.

Defensas dinámicas y ofensivas capaces de hacer las grandes jugadas. Un regreso a Nueva Orleáns por primera vez desde que el huracán Katrina devastó la zona.

“En realidad no tengo palabras para describirlo”, dijo el safety de los Cuervos, Ed Reed, quien jugará en su primer Super Bowl a los 34 años.

Otros tendrán millones de palabras para escribir y hablar sobre un partido entre dos defensas aguerridas, ofensivas potentes y todo tipo de tramas para el día más importante en el deporte estadounidense.

Los protagonistas, sin embargo, no le hacen caso a todo el alboroto que les rodea.

“Supongo que si no estás jugando este partido, todas esas historias son fabulosas”, comentó el centro de los Cuervos, Matt Birk, quien jugará en su primer Super Bowl a los 36 años. “Puedes disfrutar de eso. Creo que como jugadores sólo vamos a encerrarnos y concentrarnos en nuestra tarea”.

Mientras, los demás se dan un gustazo con varios novelones. Uno es Lewis, el linebacker de 37 años que escribe el último capítulo de su ilustre carrera, inspirando a sus compañeros con un nivel de juego en los playoffs que hace recordar sus mejores días.

Lewis tiene 44 tackles en tres victorias en la postemporada, luego de perderse 10 semanas de la temporada regular por una seria lesión en el tríceps derecho.

Lewis, el jugador más valioso cuando los Cuervos ganaron el título en 2001, espera hacer su característico baile antes de encuentro del 3 de febrero y luego festejar con una victoria.

“Ray está aquí desde que nació esta franquicia”, señaló el safety Bernard Pollard. “Es un verdadero Cuervo”.

Cuando Lewis ya no esté, dependerá de Flacco ser el líder del equipo, si es que sigue en Baltimore. El único quarterback que ha ganado partidos de playoffs en cada una de sus cinco primeras temporadas en la liga no tendrá contrato después del Super Bowl.

Un triunfo y sin duda su cotización se disparará hasta las nubes. Flacco tiene un historial excelente fuera de Baltimore en la postemporada: sus seis victorias como visitante son la mejor cifra para cualquier mariscal.

“Creo que cada año, cuando te estás preparando, te visualizas y te imaginas jugando en esta época del año”, comentó. “Es difícil llegar aquí. Pero llegamos a este punto, y tenemos que aprovecharlo”.

Alrededor de la web