Faltó el desenlace

Muchos de los dramáticos sucesos del fin de la cacería de Dorner se vieron por TV
Faltó el desenlace
La policía bloquea el paso a la Carretera 38 en Yucapia, cerca de la comunidad de Seven Oaks donde hubo un supuesto tiroteo con Dorner.
Foto: AP

El reporte que ayer al mediodía se recibió en el 911 sobre el robo de un vehículo en las nevadas montañas de Big Bear, parecía ser el principio del fin de una cacería humana que inició el pasado 6 de febrero, cuando el expolicía Christopher Dorner publicó un manifiesto en el que advertía una sangrienta venganza en contra de agentes del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD).

A las 12:20 pm de ayer se reportó el robo de un vehículo y que el sospechoso era un hombre con las características de quien durante la última semana ha mantenido en jaque a las autoridades policíacas del Sur de California.

Aunque la información sobre los hechos al cierre de esta edición era confusa, se supo que dos alguaciles del Departamento del Sheriff de San Bernardino habrían acudido al llamado de emergencia y resultaron heridos —uno de ellos mortalmente— en un enfrentamiento con Dorner.

En una cabaña en el área de Seven Oaks, a unas 25 millas por la carretera 38 hacia el sur de Big Bear, Dorner habría estado escondido algún tiempo no determinado de los seis días que duró su búsqueda.

La información dada a conocer ayer indica que dos mujeres llegaron antes del mediodía a ese lugar para limpiar la vivienda, pero fueron maniatadas por Dorner, quien después habría huído en el vehículo de las trabajadoras y más tarde habría robado otro.

Dorner fue visto por guardabosques del Departamento de Pesca y Vida Salvaje (California Department of Fish and Wildlife), quienes lo persiguieron hasta que chocó con un montículo de nieve y se registró un tiroteo.

Dorner escaparía a pie y a eso de las 2:00 de la tarde lo detectarían refugiado en otra cabaña de Angelus Oaks, la cual se dijo estaba deshabitada y que minutos más tarde fue rodeada por agentes policíacos.

Ahí se registró otro tiroteo que el canal de televisión CBS2 transmitió, video en el que se escuchan varias ráfagas de metralleta.

“El área está rodeada… tenemos apoyo aéreo… no hay rehenes… creemos que adentro está Dorner porque las personas que reportaron el robo lo describieron como tal… no hay vecinos que evacuar… están evaluando la escena, tienen un plan para entrar…”, fue las respuestas que la portavoz del Sheriff de San Bernardino dio a los reporteros en una breve conferencia de prensa.

Aunque las autoridades policíacas pidieron no televisar imágenes en vivo desde los helicópteros, minutos después de las 4:00 de la tarde por casi todas las cadenas se transmitió el incendio de la cabaña, la cual después de dos horas quedó completamente en cenizas.

No está claro cómo inició el fuego, pero se especuló que era una táctica policíaca para obligar a Dorner a salir.

Antes de que iniciara el incendio se escuchó un disparo al interior de la cabaña, según trascendió y se difundió en las redes sociales.

Dos horas después, la cabaña parecía consumirse y las llamas apagarse. Llegó la oscuridad de la noche y con ella un tensa tranquilidad.