Obama firma Ley de víctimas de violencia doméstica

En una emotiva ceremonia en el Departamento de Interior, el presidente de EE.UU., Barack Obama, promulgó hoy la Ley de víctimas de violencia doméstica y abuso o tráfico sexual.

El presidente Barack Obama firmo hoy la Ley de víctimas de violencia doméstica.
El presidente Barack Obama firmo hoy la Ley de víctimas de violencia doméstica.
Foto: EFE

Washington.- El presidente de EE.UU., Barack Obama, promulgó hoy la renovación de una ley federal de 1994 que protege a mujeres víctimas de violencia doméstica y abuso o tráfico sexual, tras considerar que “todas las mujeres merecen vivir libres de miedo”.

“Uno de los grandes legados de esta ley es que no sólo cambió las reglas; cambió nuestra cultura. Permitió que la gente comenzara a denunciar” la violencia doméstica, dijo Obama durante una emotiva ceremonia en el Departamento de Interior.

Rodeado de los promotores de la ley y de defensores de los derechos de la mujer, Obama dijo que la norma responde al problema de la violencia doméstica -antes un asunto “privado” y “oculto”- de forma “real y significativa”.

Se trata, dijo, de un día de “victoria” para las víctimas y sus defensores.

Señaló que la ley facilita la investigación de violaciones y la prevención de estos delitos, además de que deja en pie programas y servicios para las víctimas, entre éstos una línea telefónica de atención a las víctimas, una red de albergues, ayuda de vivienda y protecciones policiales reconocidas en todos los estados del país.

La medida también protege a mujeres indocumentadas que antes no denunciaban los abusos de sus parejas por temor a la deportación, destacó Obama.

Agregó, no obstante, que queda mucho por hacer en un país donde una de cada tres mujeres es víctima de abuso conyugal, y una de cada cinco será víctima de violación en algún momento de su vida.

Ante una audiencia repleta de miembros de tribus indígenas, Obama señaló que la ley cierra un resquicio que impedía que se hiciera justicia para mujeres con parejas no indígenas en las reservas.

La ley, conocida por su sigla en inglés “VAWA”, además autoriza fondos federales para ayudar a víctimas de entre la comunidad homosexual, para servicios legales y de consejería familiar.

La ceremonia contó con la participación del vicepresidente Joe Biden, quien redactó la ley en 1994 cuando representaba a Delaware en el Senado, así como de representantes de grupos feministas, tribales y policiales.

Si bien la ley fortalece el “compromiso sagrado” de proteger a todas las mujeres, “todavía hay demasiadas mujeres en este país que viven con miedo de la violencia, que siguen prisioneras en sus propias casas, demasiadas víctimas por las que guardamos luto”, dijo Biden.

En declaraciones a Efe, Lucy Ortiz, trabajadora social del Albergue para Mujeres y Niños Abusados en Immokalee (Florida), señaló que muchas inmigrantes indocumentadas no denuncian los actos de violencia “porque no conocen sus derechos, porque tienen miedo a ser deportadas”.

“Sus parejas las amenazan con seguir golpeándolas, con la muerte o cortarlas en pedacitos. Muchas inmigrantes vienen de países donde no existen leyes que las protejan, y cuando vienen acá no saben que tienen derechos y protecciones”, afirmó Ortiz.

En ese sentido, el senador demócrata por Minnesota, Al Franken, que redactó dos de las cláusulas incluidas en esta ley, dijo a Efe que “la ley asegura que las mujeres indocumentadas no serán deportadas si denuncian abusos” y “no deben tener miedo”.

Franken se refirió a que la ley incluye la emisión de un total anual de 10,000 visas “U” para víctimas de violencia sexual en el país.

El Congreso ha aprobado la prórroga de la ley “VAWA” en los últimos 18 años sin mayores trabas, con la excepción de 2011, cuando los legisladores la dejaron vencer en medio de disputas sobre la inclusión de homosexuales, indocumentadas y tribus indígenas en el país.

Aunque incluye protecciones para hombres, la ley se conoce como “Acto sobre la Violencia contra las Mujeres” porque, según las estadísticas, las mujeres suelen ser víctimas de abuso doméstico en mayores proporciones que los hombres.

Según un informe divulgado hoy por el Departamento de Justicia, la violencia sexual contra las mujeres y las niñas a partir de los doce años en EE.UU. ha registrado una baja del 64 % en la última década.

El informe, elaborado por la Oficina de Estadísticas Judiciales, indicó que EE.UU. registró aproximadamente 270,000 violaciones o asaltos sexuales de mujeres en 2010, comparado con 556,000 en 1995.