Vicente Fernández, despedida de una leyenda en LA

El Charro de Huentitán ofrecerá la primera de sus despedidas locales en el Staples Center de Los Ángeles, el próximo domingo
Vicente Fernández, despedida de una leyenda en LA
Vicente Fernández tuvo que interrumpir su gira del adiós tras ser operado de emergencia.
Foto: Archivo / EFE

Finalmente Vicente Fernández llega a Los Ángeles, con una gira que lleva un nombre tan inequívoco como La despedida. Viene a decirle adiós a un público que —al igual que en México— lo vio crecer.

Era el año de 1971, cuando su nombre formaba parte de la caravana de artistas y cómicos mexicanos para presentarse en el legendario teatro Million Dollar.

“Ahí fueron sus primeras presentaciones y sólo podía cantar de cinco a seis canciones”, recuerda el afamado locutor radial Humberto Luna, que tiene una estrella en el famoso Paseo de la Fama en Hollywood, donde Fernández también conserva la suya.

En ese entonces todavía no podía darse el lujo de poner en práctica una frase, que formó parte de su filosofía al momento de pararse en cualquier escenario.

“Mientras ustedes no dejen de aplaudir, su Chente no deja de cantar”, repite todavía en cada presentación.

Fernández de 72 años de edad, se va, simplemente, porque quiere. Sus cuerdas vocales no vislumbran agotamiento y todavía aguanta sin apuro cantar hasta tres horas sin descanso.

La cirugía que inesperadamente le practicaron el año pasado, por un tumor canceroso en el hígado, nada tuvo que ver con el anuncio de su retiro, pero sí con la cancelación de sus conciertos en esta ciudad, donde le aguarda un público fiel.

A poco más de cuarenta lustros, Vicente Fernández, tendrá el domingo una de sus primeras despedidas en uno de los escenarios más grandes de Los Ángeles, el Staples Center, con capacidad para aproximadamente 16 mil asistentes.

Vicente Fernández, desde los 70, nunca ha dejado de presentarse en Los Ángeles, donde su fama se fue incrementado y sus escenarios cambiaron con la estructura de la ciudad, aunque no mucho.

Luna recuerda que luego del Million Dollar, sus presentaciones se hicieron en el Coliseo de Los Ángeles, porque para entonces todavía no se había construido el Gibson Amphitheatre, al que hizo su casa.

El Charro de Huentitán —como le llaman por el origen de su nacimiento en Jalisco— no es amante de los grandes cambios. Es más bien un hombre de estructuras fijas y quizá ahí es donde radica su gran éxito.

Nunca dejó de cantar con mariachi, ni de portar el traje charro.

En 1966 firmó su primer contrato con CBS México, hoy Sony Music, y nunca ha dejado de pertenecer a esa disquera con la que ha vendido más de 50 millones de ejemplares.

Cuando el Gibson fue convertido en teatro en 1985 —porque antes era un recinto al aire libre—, Vicente Fernández fue de los primeros artistas latinos en presentarse en sus escenarios.

De acuerdo con Oralia López, encargada de mercadotécnica del Gibson, el intérprete de Volver, Volver, ha tenido uno de los récords más importante de presentaciones.

“Ha llegado a tener hasta nueve fechas continuas”, dijo López.

Fernández pudo haber sido el primer latino y cantante de ranchero en llenar las veces que quisiera el Staple Center, pero simplemente no lo quiso hacer.

Su presentación en ese recinto —donde su hijo Vicente Fernández Jr., abrirá el show—, será un escenario —con vistas de 360 grados— nuevo para él.

Hay quienes aseguran que eso de su despedida hay que tomarlo con cautela y ponerlo en duda porque volverá.

“Creo que ha de estar un poco cansado, quizá quiere darle un descanso a su público, para que cuando regrese, lo reciban con más gusto…”, dijo Luna, locutor de La Primera 87.7 FM. “Nadie se retira de estar haciendo lo que le gusta”.

Pero Chente —como él mismo se llama— ha dicho que seguirá grabando, pero no volverá a los escenarios.

Su despedida final en Los Ángeles será en su casa: en el escenario del Gibson Amphitheatre, donde en abril ofrecerá tres fechas.

Esa tarima donde tantas veces se embriagó de aplausos, del “apapacho” del público, de tantas muestras de amor y del tequila, que le permitía sentirse en familia.

En detalle

Qué: ‘Vicente Fernández, La Despedida’

Cuándo: el domingo 24 de marzo a las 7:00 p.m., y el 26, 27 y 28 de abril a las 8:15 p.m.

Dónde: el domingo 24 en el Staples Center (1111 S. Figueroa St, LA) y los días 26, 27 y 28 de abril en el Gibson Amphitheatre (100 Universal City Plaza, Universal City).

Cómo: boletos de $103.75 a $283 en http://www.ticketmaster.com y http://www.livenation.com