Pide que maestros posean armas

La Asociación Nacional del Rifle recomienda 'entrenar' docentes
Pide que maestros posean armas
Imagen de una tienda de armas de Winona, Minnesota. Obama tiene previsto viajar hoy a Colorado para impulsar el control de estas.
Foto: AP

WASHINGTON, D.C.— Un estudio patrocinado por la influyente Asociación Nacional del Rifle (NRA) y difundido ayer señala que la solución para evitar nuevas masacres como la de Newtown es tener a policías u otro personal armado en todas las escuelas del país.

El equipo respaldado por la NRA recomendó permitir a los maestros que lleven armas a la escuela, y evita cualquier discusión sobre medidas de control de armas que se debaten en el Congreso.

“Los maestros deberían enseñar”, dijo el excongresista Asa Hutchinson (R-Ark.), presidente del equipo.

“Pero si hay personal que tenga buenas experiencias, que tenga interés en esto, y esté dispuesto a recibir entrenamiento, se les debería permitir llevar armas a las escuelas”, agregó.

Hutchinson indicó que el grupo recomienda un entrenamiento completo de entre 40 y 60 horas en seguridad de armas.

Los críticos inmediatamente acusaron a la NRA de tratar de resolver un problema causado por las armas, agregando más armas.

“Las propuestas de hoy de la NRA es una respuesta cruel que no ofrece seguridad a nuestros niños y nuestras escuelas”, dijo Randi Weingarten, presidente de la Federación Americana de Maestros. Esto simplemente está diseñado para asistir a los fabricantes de armas para que inunden la nación y nuestras escuelas con más armas y cargadores”.

Mientras tanto, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, tiene previsto viajar hoy miércoles a Denver, Colorado, con la intención de dar un nuevo impulso a su campaña en favor de un mayor control de las armas, ante la inacción del Congreso y el retroceso del apoyo ciudadano a leyes más restrictivas.

Tras un receso que habría durado dos semanas, el Senado prevé estudiar este mes un paquete legislativo para el control de las armas que no incluye la reinstalación, apoyada por Obama, de la prohibición de las armas de asalto que caducó en 2004.

Muchos demócratas se han sumado a la oposición de los republicanos a esa prohibición, que será votada como una enmienda para no hundir el paquete completo.

Según la Casa Blanca, Obama dará un discurso en Denver y se reunirá con oficiales de las fuerzas de seguridad y líderes comunitarios para hablar de las medidas sobre el control de las armas que el estado de Colorado acaba de aprobar.

Colorado fue uno de los primeros estados en adoptar medidas para restringir el porte de armas y exigir la revisión de los antecedentes del comprador en todas las ventas, incluidas las privadas, a raíz de las masacres de 2012 en un cine de Aurora (Colorado) y en una escuela de Newtown (Connecticut).

El gobernador de Colorado, el demócrata John Hickenlooper, firmó el pasado 20 de marzo la ley que contiene las nuevas medidas, pese a la oposición de los republicanos y de los defensores del derecho a la posesión de armas, recogido en la Segunda Enmienda de la Constitución estadounidense.

Fue precisamente en Colorado donde en julio pasado un joven fuertemente armado entró en un cine de la localidad de Aurora y empezó a disparar indiscriminadamente, lo que causó la muerte a 12 personas e hirió a otras 58.

Esa masacre y la ocurrida en diciembre en la escuela Sandy Hook de Newtown (Connecticut), donde fueron asesinados a tiros 20 niños y 6 mujeres, reabrieron el debate sobre las armas en el país.

Los legisladores de Connecticut acordaron ayer un ambicioso paquete de medidas para un mayor control de las armas que será votado probablemente este miércoles e incluye un registro de delincuentes peligrosos.

Tras varias semanas de negociaciones bipartidistas, líderes republicanos y demócratas del estado anunciaron un acuerdo sobre el paquete legislativo, al que calificaron como el de “mayor alcance” del país sobre el control de las armas de fuego.

Entre las medidas figuran la prohibición de la venta de cargadores de munición de alta capacidad, aunque no de su posesión, y la revisión de antecedentes del comprador en todas las ventas de armas.

También se propone la creación de un registro estatal de delincuentes peligrosos vinculados a delitos cometidos con armas, que sería el primero de todo el país, según los legisladores.

Si después de la tragedia de Newtown eran una mayoría los estadounidenses que estaban a favor de leyes más restrictivas sobre las armas, ahora vuelven a ser minoría, según las encuestas recientes.

El próximo lunes Obama viajará a Hartford (Connecticut) para seguir pidiendo a los estadounidenses que no se olviden de lo ocurrido en Newtown o Aurora y que apoyen medidas “de sentido común” contra la violencia causada por las armas, según anunció hoy la Casa Blanca.