Insiste en auditoría

Capriles dice que presidenta de CNE recibe órdenes del PSUV
Insiste en auditoría
El líder opositor venezolano Henrique Capriles ofrece una declaración a periodistas en Caracas (Venezuela), en la que acusó al Gobierno de 'robarse' las elecciones presidenciales.
Foto: EFE

CARACAS, Venezuela (Servicios de La Opinión).— El líder opositor venezolano Henrique Capriles afirmó ayer que la negativa del poder electoral a una verdadera auditoría de la elección presidencial se debe a que su presidenta, Tibisay Lucena, recibe órdenes del partido oficialista.

“El problema que tiene la Sra. Tibisay [presidenta del Consejo Nacional Electoral] es que ella recibe órdenes de su partido [el Socialista Unido de Venezuela, PSUV] y ellos no quieren auditoría”, escribió Capriles en su cuenta de la red social Twitter.

Quien fuera el candidato presidencial de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en los comicios del pasado 14 de abril respondió así a las declaraciones de Lucena, quien anoche advirtió que “es imposible realizar una auditoría” en los términos planteados por Capriles.

“Imposible es que la Sra. Tibisay haga algo contrario a la orden que le dio su partido”, pues ello conllevaría que “el país conocería la verdad”, enfatizó el dirigente opositor en su mensaje en la red social.

Capriles precisó: los dirigentes del oficialismo “creen que los venezolanos somos tontos” y recalcó que una auditoría sin la revisión de los cuadernos de votación “es chimba [incompleta]”.

“¡Seguimos luchando por la verdad! ¡Haremos todo lo que hemos dicho, agotaremos las instancias internas y llevaremos al mundo el caso!”, se lee en la cuenta de Twitter de Capriles y aseguró que “más temprano que tarde” se harán “nuevas elecciones”.

El líder opositor criticó que Lucena ofreciera un mensaje en cadena obligatoria de radio y televisión que, asegura, da a los venezolanos por “tontos”.

Capriles ha insistido en que los libros donde aparece la firma y huella de los votantes deben ser revisados, pues ahí está la evidencia de un “robo” de elecciones.

Lucena dijo anoche que el equipo de Capriles solicitó “revisiones impracticables” al proceso de votación que se celebró hace dos semanas y señaló que esas exigencias están fuera de lo que comprende la auditoría y de lo que había sido aprobado por la sesión de los miembros del Poder Electoral.

Reiteró que se hará una “ampliación de la auditoría” al 46 % de los votos que no se revisaron el día de las elecciones cuando el análisis se hizo en el 54 % de las cajas con los comprobantes de los sufragios, proceso que se iniciará el próximo 6 de mayo y culminará el 4 de junio.

Capriles ya había anunciado, el jueves pasado, que no avalaría una auditoría incompleta que no incluyera los cuadernos y que impugnará las elecciones ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) lo que fue celebrado ayer por la propia Lucena que señaló que esa era la vía que debía tomar el líder opositor para hacer el reclamo.

Asimismo, Capriles señaló el pasado día 25 que los comicios, en los que Maduro le ganó con escasos 1.8 puntos por encima, debían repetirse “parcial o totalmente”.

Representantes de la oposición informaron un día después que ya trabajan a “toda marcha” para presentar lo antes posible el pedido de impugnación de los comicios y que, en caso de no obtener respuesta positiva, acudirán a instancias internacionales, incluida la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).