Más opciones médicas

Programa SHOP ayuda a pequeñas empresas a obtener cobertura de salud
Más opciones médicas
Andrew Barrera ya deséa que llegue Obamacare y pueda tomar las riendas de sus enfemedades.
Foto: Aurelia Ventura

El empresario Andrew Barrera cuenta los días para que llegue Obamacare y pueda tomar las riendas de su diabetes e hipertensión.

No tiene seguro médico, su pequeño negocio de asesoría apenas está arrancando y sus enfermedades crónicas requieren atención médica inmediata.

“Estoy muy preocupado porque ahorita no puedo pagar un seguro de salud”, dijo Barrera, propietario de AB Consulting Strategies, negocio que promueve políticas públicas y asesoría a pequeñas empresas. “Mi compañía apenas está creciendo, y necesito cobertura médica”.

Los temores de Barrera pronto serán cosa del pasado gracias a la histórica Ley del Cuidado de Salud, conocida como Obamacare. No sólo podrá obtener cobertura para sus condiciones pre-existentes, sino que también tendrá mejor posibilidad de pagar un seguro médico el día que tenga más empleados.

“Será una gran oportunidad para los dueños de pequeñas empresas”, comentó Marcia Dávalos, Directora de Alcance del Sur de California del Small Business Majority.

A partir de enero del 2014, Covered California – un mercado de seguros – ayudará a los propietarios de pequeñas empresas como Barrera a comparar seguros de salud, obtener respuestas a sus preguntas y averiguar si califican para los créditos fiscales que los ayudará a ofrecer cobertura médica de calidad a sus empleados. Covered California también contará con un intercambio de seguros exclusivamente para pequeñas empresas.

El Small Business Health Options Program (SHOP) de Covered California ayudará a los pequeños negocios a obtener seguro médico para sus empleados, así como lo hacen las grandes empresas. SHOP les dará a los empleados de una pequeña empresa la oportunidad de elegir entre los planes de salud que están disponibles y los que mejor le sirvan a sus necesidades médicas.

“Las pequeñas empresas están pagando 18% más por el mismo seguro de salud que las grandes empresas”, agregó Dávalos.

También cuentan con opciones muy limitadas.

“Las aseguradoras tendrán que ofrecer una cobertura de por lo menos un 60%”, dijo Michael Luján de Covered California.

Otra gran ventaja es que los empresarios como Barrera podrán elegir el “nivel” de cobertura que brindará a sus empleados: platino, oro, plata y bronce. Los empleados podrán seleccionar la compañía aseguradora, mientras que el empleador recibirá una sola factura, con todos los gastos consolidados, para ayudar a simplificar el proceso de pago.

Covered California cuenta con cuatro niveles de cobertura, que incluyen platino, oro, plata y bronce. El plan de platino cubrirá el 90% de los costos de atención de salud pero cuenta con la prima más alta. El plan de oro cubrirá el 80 % y el de plata el 70%. El plan de bronce tendrá la menor prima y cubrirá únicamente el 60% de los gastos médicos, según la página web de Covered California.

“Es como las Olimpiadas, el oro es mejor que la plata y la plata es mejor que el bronce”, agregó Luján. “Entre más alta sea la medalla o el metal más altos serán los beneficios. El consumidor debe (entender) que si ellos dicen que algo es oro, los (beneficios) serán de ‘oro'”.

Las pequeñas empresas también pueden solicitar los créditos fiscales de salud que cubrirán hasta el 50% de los costos de las primas si compran su seguro a través de Covered California, el mercado de las pequeñas empresas.

El crédito fiscal federal, diseñado para alentar a las pequeños empresas y organizaciones sin fines de lucro a ofrecer cobertura médica a sus empleados, puede proporcionar importantes ahorros para quienes califican.

Barrera está feliz de que ya no tendrá que pagar hasta $150 directamente de su bolsillo para consultar al médico, o pagar las factura de la sala de emergencia cuando va al hospital. De alguna manera, agradece a Obamacare por ayudarle a tomar control de su salud.

“Por lo menos mis (futuros) empleados y yo tendremos la oportunidad de obtener un seguro de salud que podamos pagar,” señaló Barrera. “En este momento prácticamente estamos solos con esto,”.agregó Barrera. “Acabo de recibir un cobro de la sala de emergencias de $2 mil dólares. Solo hubiera pagado un pequeño co-pago si hubiera tenido un seguro médico”.