Norma Lazareno vigente en “Porque el amor manda”

La actriz considera que hacer comedia es algo complicado, que se logra a base de experiencia y dedicación.

Norma Lazareno vigente en “Porque el amor manda”
Norma Lazareno junto a Susana Alexander.
Foto: Notimex / Archivo

A punto de cumplir 50 años de carrera artística, la actriz mexicana Norma Lazareno aseguró sentirse plena, feliz y realizada con su participación en el melodrama “Porque el amor manda”, pues afirmó que a su edad se puede dar el lujo de jugar con la comedia.

“Es muy gratificante que con casi 50 años en los escenarios pueda interpretar un papel como este, que es en tono de comedia, y con el cual la gente puede ver otra etapa de mí como actriz, me encanta la comedia, ya quiero hacer reír, ya no quiero hacer llorar”, señaló la actriz a Notimex.

Asimismo, dijo que hacer un personaje cómico es un lujo que se puede dar, tras largos años de arduo trabajo, pues afirmó que hacer comedia es algo complicado, que se logra a base de mucha experiencia y dedicación, la cual sólo los años sobre los escenarios te dan.

En la ficción, Lazareno da vida a “Tracy”, una ejecutiva, que se encaprichará con “Jesús García”, personaje interpretado por el actor Fernando Colunga, el cual es un empresario joven que no dejará seducirse por las propuestas indecorosas de la recién llegada.

“No es que mi personaje esté enamorado de Jesús, más bien es una señora que ante la falta de amor por parte de su familia buscará darse un gusto y por ello le hace una oferta tentadora de un millón de dólares al protagonista“, relató.

Sobre la problemática de las mujeres que se involucran con hombres más jóvenes, la actriz añadió que aunque respeta la decisión que cada persona toma, en lo personal ella no lo haría, pues afirmó que sus intereses son distintos a los de su personaje.

“Mi naturaleza es otra, mis intereses de unos años para acá son otros, me gusta encontrarme con mis amigos, que aunque no son muchos, son personas maravillosas e inamovibles a mí, y a quienes disfruto”, añadió.

Asimismo, señaló que el poco tiempo libre que le queda lo utiliza desde hace más de 16 años para presidir y apoyar a un grupo de mujeres, que al igual que ella, han perdido a un hijo.