Padres de Oklahoma viven momentos dramáticos

Buscan desesperadamente a sus hijos que desaparecieron tras el paso del tornado por el pueblo de Moore

Padres de Oklahoma viven momentos dramáticos
Un hombre abraza a uno de los niños que fueron rescatados vivos debajo de los escombros de la escuela en Moore.
Foto: AP

La tragedia que se está viviendo en Oklahoma tras el paso del gigantesco tornado, es mucho más dolorosa de lo que se pudiera imaginar, debido a que gran parte de las víctimas son niños. Ya las autoridades han recuperado los cuerpos de al menos 20 pequeñitos, quienes fueron sorprendidos por el devastador fenómeno natural mientras estaban en su escuela. Se cree que todavía hay decenas de menores debajo de los escombros.

Y como es de esperarse han sido los padres de estos pequeños a quienes les ha tocado la peor parte, ya que muchos todavía deambulan por las calles de Moore, que ahora parece un pueblo fantasma, sin saber la suerte que corrieron sus hijos.

Entre la pila de escombros, de lo que laguna vez fue la escuela primaria Plaza Towers, se ven mujeres y hombres desesperados por ver si los equipos de rescate consiguen a sus niños. Hasta ayer habían sacado con vida a unos 30 alumnos.

Y aunque ya muchos hablan de que los socorristas están realizando trabajos de recuperación, la esperanza no muere para los desesperados padres quienes piden que sigan refiriéndose a las labores como de “rescate”.