Electores de LA votan para limitar tiendas de marihuana

La Proposición D restringe el número de clínicas de marihuana en la ciudad a 135

Nicole Denis (izqda) ayuda a Brennan Thicke con las recetas de marihuana medicinal en el Centro de Venice Beach, California.
Nicole Denis (izqda) ayuda a Brennan Thicke con las recetas de marihuana medicinal en el Centro de Venice Beach, California.
Foto: AP

LOS ANGELES – Los votantes de Los Ángeles han aprobado una propuesta de limitar el número de dispensarios de marihuana medicinal en la ciudad.

Con todos los distritos electorales escrutados hoy, la Proposition D o “Proposición D” tenía alrededor de 63 por ciento de los votos en las elecciones de ayer.

Dos medidas que competían para regular la venta de marihuana médica perdieron con casi el mismo margen.

La Proposición D restringe el número de clínicas de marihuana en la ciudad a 135, muy por debajo de las cerca de 1.000 que operaban desde hace varios años. También aumenta los impuestos sobre los dispensarios y establece reglas sobre las horas y las distancias desde las escuelas y parques.

La medida fue respaldada por los dos candidatos a la alcaldía.

La marihuana medicinal es legal en California desde que los votantes lo aprobaron en 1996. Sin embargo, la regulación de las denominadas tiendas de marihuana ha sido irregular en muchas comunidades de LA. El número de dispensarios de la ciudad aumentó en el 2007, lo que provocó una serie de infructuosos esfuerzos de los legisladores de la ciudad para poner en orden la industria.

Esos fracasos llevaron a las tres propuestas que calificaron para la votación de ayer.

Medidas que se derrotaron

El principal rival de la Proposición D, la Proposición F, no contenía ningún límite en el número de clínicas de marihuana, pero habría impuesto controles estrictos, tales como auditorías y verificaciones de antecedentes de los empleados. Esta medida fue derrotada con un 59 por ciento.

Proposición E, que también contenía un límite en los dispensarios, recibió un voto de “no” de más de 65 por ciento. Su derrota fue muy esperada después de que sus partidarios apoyaron la Proposición D.

La ley de California está en contradicción con las leyes federales que prohíben la posesión y venta de marihuana, incluso con fines médicos. Las redadas contra los dispensarios han continuado bajo el gobierno de Obama, decepcionando a los partidarios de la marihuana medicinal.

Residentes aseguran que tiendas son tapaderas para los traficantes de droga

En Los Ángeles, el clamor de la supervisión de tiendas de marihuana se intensificó con el crecimiento del número de dispensarios. Los residentes se quejaron de que algunas tiendas no eran más que fachadas para los traficantes de drogas.

Hace tres años, se aprobó una ordenanza que redujo el número de tiendas de más o menos 1.000 a 70. Sin embargo, la ciudad fue bombardeada con decenas de demandas por los dispensarios y la ley expiró el año pasado, dando lugar a una nueva oleada de tiendas de marihuana.

El verano pasado, la ciudad aprobó una prohibición, pero dos meses más tarde fue derogada después de que se juntaran las firmas necesarias para obtener las medidas en la boleta electoral.

A principios de este mes, se les dio a las comunidades una mejor orientación sobre el tema cuando la Corte Suprema del estado dictaminó que ciudades y condados pueden prohibir los dispensarios.