Se extingue un 40%

Los bomberos le siguen haciendo frente al incendio al norte de LA
Se extingue un 40%
Un bombero trabaja en las labores de extinción del incendio a las afueras de Lancaster. En ellas se ha empleado cerca de un millar de ellos, además de escavadoras, helicópteros e hidroaviones.
Foto: EFE

PALMDALE.— Todo lo que quedó de su casa de dos pisos fue una impresionante vista panorámica de ceniza y metal retorcido color negro.

Ayer por la tarde, Gregg Johnson revisaba tales daños junto con las casi 3,000 personas a quienes también se les permitió regresar a sus hogares situados en las comunidades rurales que habían sido amenazadas por un gran incendio forestal en el sur de California.

Johnson, de 59 años, salió de su casa el sábado con su hijo de 12 años y con su esposa después de ver el fuego extenderse hacia Lake Hughes mientras que las llamas iban rodeando su casa, en la cima de la montaña.

“En ese momento tú ya sabes: el daño está hecho”, dijo Johnson. “Por supuesto que todavía tenía esperanzaas… a lo mejor la gente que me había dicho que mi casa se había incendiado se había equivocado”.

El fuego dejó laderas chamuscadas con manchas de ceniza blanca en un terreno de casi 46 millas cuadradas al norte del condado de Los Ángeles. Según las autoridades, el siniestro se originó el pasado jueves por un corto circuito cerca de una estación eléctrica en el cañon San Francisquito, cerca de la reserva Drikwater.

Hasta ayer, el incendio Powerhouse había sido extinguido en un 40%, después de haberse duplicado en tamaño durante el fin de semana y de su rápida propagación a través de maleza seca y con la ayuda de los fuertes vientos y temperaturas de tres dígitos.

Una pequeña comunidad se mantenía anoche bajo una orden de evacuación obligatoria, dijo el alguacil del condado de Los Ángeles, el teniente David Coleman. Los inspectores de incendios iban de un edificio a otro asegurándose de que las casas estuvieran realmente seguras y haciendo un recuento de los daños.

Sean Collins, del Departamento de Bomberos del condado de Kern, señaló que posiblemente se logre extinguir el incendio dentro una semana, mientras que al menos mil estructuras permanecían amenazadas por las llamas en Lake Hughes y Lake Elizabeth. Los costos por combatirlo superan ya los 2.5 millones de dólares.