Agenda legislativa

Agenda legislativa
Assemblyman Roger Hernandez, D-West Covina, center, receives well-wishes from Assembly members Ken Cooley, D-Rancho Cordova, and Sharon Quirk-Silva, D-Fullerton, as he was leaving the Assembly in Sacramento, Calif. to attend his wedding Saturday, June 15, 2013. Hernandez says he did not think of the state budget's constitutional deadline when his fiancee, Baldwin Park city councilwoman Susan Rubio, suggested getting married on June 15. Hernandez left Saturday's session an hour early to make the midafternoon ceremony in Southern California.(AP Photo/Rich Pedroncelli)
Foto: authors

Por tercer año consecutivo los legisladores estatales aprobaron un presupuesto a tiempo, el 15 de junio, fecha límite marcada por la Constitución de California. El nuevo presupuesto, que asciende a 96,300 millones de dólares, entrará en vigor el 1 de julio. Lo más importante es que no hace recortes; no cierra ningún déficit; aumenta el gasto a las escuelas del kinder al grado 12; propone aumento de 5% en financiamiento para los sistemas de universidades UC y CSU; autoriza becas para estudiantes de UC y CSU cuyas familias ganen menos de 150 mil dólares al año; se enfoca en sacar del bache a los niños aprendices de inglés; restablece el servicio dental para pacientes de Medi-Cal; amplía el Medi-Cal para 1.4 millones de personas de bajos ingresos, un proyecto legislativo clave para la reforma federal de salud; restablece parcialmente los recortes a las cortes; destina como parte de la Proposición 39, 428 millones de dólares al año para proyectos de ahorro de energía a escuelas; destina recursos para el cuidado infantil; destina fondos para la salud mental es—pecíficamente para centros de intervención en momentos de crisis—; provee recursos para un aumento de 4.5% a burócratas; aumenta en 5% la ayuda mensual para la asistencia pública a partir de marzo y aporta 200 millones de dólares para el cuidado de ancianos y personas discapacitadas.

Luego de que los legisladores terminaran la votación sobre el presupuesto 2013-14 el sábado, el asambleísta demócrata de West Covina, Roger Hernández, tuvo que correr rumbo a su distrito para tomar un vuelo de las 12:50 p.m. y poder estar a tiempo para su boda, a las 3:30p.m., con la concejal de Baldwin Park, Susan Rubio. Incluso Rubio y el propio presidente de la Asamblea, John Pérez, tuvieron que pedirles a sus colegas que metieran el acelerador en las votaciones para que el asambleísta pudiera llegar a su boda. Al menos una docena de legisladores se fueron con él al festejo.

El sorpresivo cateo del FBI en las oficinas del senador demócrata de Montebello, Ron Calderón, puso en aprietos a la bancada latina. Por un error del sargento que condujo a los agentes del FBI con base en la información del portal de Internet del Senado, aparecía una de las oficinas a catear como si fuera del Caucus Latino, cuando en realidad era de Calderón. Como consecuencia, muchos medios incluyeron en sus historias que también la bancada latina era parte de la investigación. Varios días le tomó a la oficina del líder de dicha bancada, Ricardo Lara, aclarar que el Caucus Latino no era parte de la investigación federal. El problema fue que para ese entonces ya todos los veían de manera sospechosa y muchos no se tragaron el cuento e insistían en que tenía que haber una conexión. En una entrevista con La Opinión, Lara dijo que el caucus latino no es una persona, sino 24. Tan sólo este año, de 11 proyectos de ley que tiene la bancada latina como prioridad, 10 siguen adelante en el proceso legislativo. “Los estereotipos y prejuicios de personas que piensan que todos los políticos latinos somos corruptos, ni me van, ni me vienen”, dijo. “Nosotros seguiremos trabajando y adelante”.