Planta de reciclaje en Vernon operará pese a contaminantes

La Corte Superior de Los Ángeles falló a favor de reanudar las operaciones de la planta de reciclaje Exide, en Vernon, cerrada por el Departamento de Control de Sustancias Toxicas (DSTC)
Planta de reciclaje en Vernon operará pese a contaminantes
SQAMD ordenó a Exide llevar a cabo modificaciones en su horno para disminuir el nivel de toxicidad.
Foto: La Opinion) Aurelia Ventura

Elizabeth Rodríguez, de Huntington Park, no cree que la planta Exide, ubicada en Vernon, debería reabrir sus puertas. “Me parece muy mal porque tengo un niño y porque toda esa contaminación que produce nos daña a todos”, dijo Rodríguez, mientras empujaba la carriola donde llevaba a su bebé por la Avenida Pacific de Huntington Park. “Deberían controlar las fábricas que contaminan nuestra salud”, añadió.

Después de siete semanas sin operar, la planta Exide Technologies podrá reanudar sus operaciones por una orden judicial que suspende la orden temporal de cierre pedida por el Departamento de Control de Sustancias Toxicas (DSTC) el 24 de abril de este año.

“En Exide nos sentimos complacidos con la orden emitida hoy por la Corte Superior de Los Ángeles, en el que aplaza la orden de Suspensión Temporal emitida por el Departamento de Control de Sustancias Toxicas el 24 de abril”, señaló un comunicado de la Corporación Exide suministrado ayer por su consultora de comunicaciones de esa empresa, Susan Jaramillo en referencia a la orden emitida por esa instancia legal a favor de la compañía. “La compañía está tomando los pasos necesarios para reabrir las instalaciones”.

Desde principios de año, Exide Technologies ha estado bajo la mira de dos organismos estatales del ambiente debido a las emanaciones de arsénico desde su instalación, la cual recicla diariamente entre 20 y 40 mil baterías de automóviles.

“Nos sentimos decepcionados de que la corte superior haya aprobado la aplicación de Exide por una Orden de Restricción Temporal”, señaló Sandy Nax, portavoz de DTSC. “Esperamos la oportunidad de presentar nuestro caso en la audiencia del 2 de julio para un Mandato Preliminar y demostrar las razones por las que deben suspenderse la autorización a Exide para la emisión de desechos peligrosos”, añadió.

Es la primera vez que representantes de Exide han dado declaraciones a La Opinión.

De acuerdo con un informe publicado por el Distrito de Manejo de la Calidad del Aire de la Costa Sur (SCAQMD) en marzo de este año, las emisiones de arsénico de la planta podrían representar un riesgo de salud, de contaminación con cancerígenos y no cancerígenos, para los residentes en un radio que abarcaría las ciudades de Vernon, Maywood, Huntington Park, Commerce, y áreas no incorporadas del condado de Los Ángeles, tales como el Este de Los Ángeles y el vecindario de Boyle Heights.

En base a ese informe, el SQAMD le ordenó a Exide llevar a cabo modificaciones en su horno para disminuir el nivel de toxicidad de las emanaciones, además de informar a los residentes del área, mediante reuniones públicas, sobre los pasos que estaban tomando para reducir la contaminación en el área. Mientras tanto, el Departamento de Control de Sustancias Toxicas (DTSC), descubrió que en la planta también ocurrían filtraciones subterráneas que contaminaban los suelos, por lo que emitió una orden de cierre temporal, el 24 de abril de este año, hasta que la planta hiciera reparaciones para corregir el problema.

Pero, de acuerdo con documentos de la Corte Superior de Los Ángeles, el 13 de junio representantes de Exide Technologies Inc., presentaron la petición de una orden de restricción con el fin de lograr la revocación de la orden de cierre emitida por DTSC. El juez Luis A. Lavin falló a favor de Exide el pasado lunes, dejando sin efecto dicha orden de suspensión temporal. De acuerdo con el documento firmado por el juez, la orden emitida por DTSC “queda suspendida y se les ordena y prohíbe de cualquier intento de llevarlo a cabo”.

Además de seguir esta orden, las autoridades del DTSC tendrán que comparecer ante la corte para presentar evidencia y razones de peso para la medida de cierre el próximo 2 de julio.