Brasil e Italia intentarán evitar a España en semifinales

Los dos máximos ganadores de mundiales jugarán con la intensión de sacar las tres unidades y así culminar en el primer puesto del escuadrón

El jugador de la selección brasileña de fútbol Neymar durante un entrenamiento del equipo en el estadio de Pituaçú de Salvador
El jugador de la selección brasileña de fútbol Neymar durante un entrenamiento del equipo en el estadio de Pituaçú de Salvador
Foto: EFE

Salvador de Bahía, Bra.- Ya calificadas a semifinales, las selecciones de Italia y Brasil medirán fuerzas este sábado en la cancha de la Arena Fonte Nova para definir al primero y segundo lugar del Grupo A de la Copa Confederaciones Brasil 2013.

Los dos máximos ganadores de mundiales jugarán con la intensión de sacar las tres unidades y así culminar en el primer puesto del escuadrón, situación que les permitiría evitar en semifinales a España.

La final soñada por expertos y aficionados en esta Confecup es Brasil contra España, sin embargo, Italia podría terminar con dicho anhelo y obligar que anfitriones e ibéricos se enfrenten en la antesala de la final.

Si no hay sorpresas en el torneo, la “Furia roja” se quedará con el primer lugar del sector B, así que jugaría contra el segundo del Grupo A, donde el “Scratch du oro” y la “Azzurra” tiene seis unidades cada uno, pero los de casa con mejor diferencia de goles, por lo que un empate permitirá que Brasil se haga de la cima del pelotón A.

Debido a que se juega el hecho de evitar a la mejor selección del mundo, se desconoce si los técnicos, Felipe Scolari (Brasil) y Cesare Prandelli (Italia), saldrán a especular con sus equipos, aunque se trate de un clásico mundial.

Brasileños e italianos han disputado enfrentamientos históricos. El combinado europeo tiene cuentas pendientes con los sudamericanos, que en dos ocasiones vencieron a los transalpinos en finales de Copa del Mundo, en México 1970 y en Estados Unidos 1994.

Así que la “Nazionale” tratará de superar a Brasil en su propio territorio para obligarle a jugar contra España, aunque sin duda nada se comparará un duelo de fase de grupos de Confederaciones que finales de Copas del Mundo.

Brasil no puede permitirse perder en su torneo y menos frente a un rival histórico, por lo que se ve complicado que salga relajado; eso sí, deberá mejorar, pues aunque derrotó a Japón y México, su nivel futbolístico ha dejado dudas.

Los italianos tendrán una baja sensible, ya que no estará el mediocampista y motor del equipo, el volante de Juventus de Turín, el experimentado Andrea Pirlo, ausencia que podrían aprovechar los amazónicos.

La última ocasión que midieron fuerzas ambas selecciones fue apenas en marzo pasado en Suiza, enfrentamiento que terminó con empate a dos goles.