Se va el ‘Cochito’ Cruz

Dodgers colocan al infielder sonorense en la lista de 'asignación'
Se va el ‘Cochito’ Cruz
Luis Cruz (izq.) platica con el tercera base de los Padres de San Diego, Chase Headley, en el calentamiento previo al duelo del 21 de junio.
Foto: AP

En medio del buen momento que pasan y tratando de extender su cadena de seis triunfos seguidos, los Dodgers han comenzado a reestructurar sus líneas y en ese movimiento no alcanzó Luis Cruz.

El alto mando de los angelinos dio a conocer ayer que el infielder mexicano fue colocado en la lista de “asignación” (waiver).

En otras palabras, el “Cochito” tendrá que aguantarse 10 días para esperar el llamado de algún equipo de Grandes Ligas que busque sus servicios.

Caso contrario, él decidirá si se va a las Ligas Menores (Triple A de Albuquerque) o prefiere convertirse en agente libre.

“Es doloroso, pero son decisiones que se tienen que tomar por difíciles que resulten”, dijo ayer el mánager Don Mattingly, en relación a la salida de Cruz.

“Es posible que algún equipo se interese en él. Ojalá así sea. Pero también tendrá la oportunidad de optar por regresar a Albuquerque y allá podrá consumir algunos turnos”, agregó Mattingly en su cita diaria con los medios de comunicación angelinos.

“Considero que su participación en el Clásico Mundial no le permitió completar el spring training y algunos juegos de pretemporada y creo que eso lo perjudicó”, subrayó el timonel blanquiazul.

El lugar en el roster titular de Cruz será ocupado por Scott Van Slyke, un utility (jardinero y primera base), quien ayer fue sacado de la lista de inhabilitados en la que permaneció desde el 11 de junio a causa de una bursitis en el hombro.

Al momento de su baja, Cruz, de 29 años, bateaba apenas para .127, dos dobles, un jonrón y seis carreras impulsadas en solo 45 partidos.

Al “Cochito” no le queda más remedio que caminar sobre sus viejas huellas para reanimarse, sobre todo las del 2012.

Casi a estas alturas de la temporada pasada, Cruz respondió al llamado mientras Juan Uribe, ahora casi dueño de la tercera base, trataba de salir de un bache ofensivo y algunos contratiempos a causa de constantes lesiones.

El versátil infielder de Navojoa, Sonora, fue convocado al equipo grande el 2 de julio y días más tarde llegó a encabezar al equipo en promedio de bateo con .297, 84 hits, 20 dobles y en partidos jugados (78). En ese período alcanzó a impulsar 40 carreras.

Uno de los más apesadumbrados por la partida de Cruz fue Adrián González, su entrañable compañero y protector quien le permitió ejercitarse y levantar pesas en su casa de San Diego el invierno pasado.

“Por supuesto que lo extrañaré, pero así es esto. Tendrá la oportunidad de jugar con otro equipo. Tiene todavía mucho que ofrecer”, dijo el toletero zurdo mexicano e inicialista estelar de los Dodgers.

Uribe, por su parte, cuya decadente temporada 2012 dio paso a que Luis Cruz demostrara su talento, también lamenta la salida de Cruz.

“Ah… Se ha ido. No sabía, es doloroso. Así es el beisbol. Uno tiene sus altibajos, ahora le tocó a él. Espero que le vaya bien y que algún equipo lo convoque. Es un excelente infielder y un bateador de mucho cuidado. Dios le acompañe”, manifestó el veterano jugador de cuadro quisqueyano.

En tanto, el scout cubano Mike Brito comentó que: “uno nunca sabe. A lo mejor en otro equipo comienza a batear ya si tanta presión. Luis Cruz es un buen pelotero”.