Exhorta San Francisco a adquirir ciudadanía

Presenta el alcalde de la ciudad programa 'Camino a la Ciudadanía'; la meta es alentar a 100,000 residentes a tornarse estadounidenses
Exhorta San Francisco a adquirir ciudadanía
Este 9 de julio, en la oficina del alcalde de San Francisco, Ed Lee, se presentó el programa Camino a la Ciudadanía.
Foto: Francisco Barradas / El Mensajero

SAN FRANCISCO.— La ciudad inició un programa para alentar a sus 100,000 residentes que ya desde este momento son elegibles para convertirse en ciudadanos a que concreten ese trámite.

“Camino a la Ciudadanía” es el nombre de la iniciativa, que dispone ya de presupuesto, 1.2 millones de dólares, y que se desarrollará los próximos tres años.

La oficina de Involucramiento Cívico y Asuntos de los Inmigrantes de la alcaldía y seis organizaciones filantrópicas serán las que supervisen el programa, que habrá de prolongarse por tres años.

“Estamos teniendo una conversación nacional sobre inmigración. Debemos tener una reforma migratoria comprensiva en los Estados Unidos. Es un gran reto y tenemos que empujar muy duro. Pero creo que nuestras voces serán más fuertes si esos 100,000 en vías de obtener la ciudadanía se suman”, afirmó el alcalde Ed Lee, al presentar Camino a la Ciudadanía en una conferencia de prensa.

Entrenamiento sobre cómo votar, que ofrecerán organizaciones no partidistas, es una de las tareas de Camino a la Ciudadanía, mencionó el alcalde.

“Queremos que la gente no tenga miedo. Queremos que se activen, que nos digan cómo deben ser administrados los parques, cómo debe funcionar el transporte. Queremos padres involucrados en la educación de sus hijos. Háganse ciudadanos”, urgió el alcalde.

La ciudad aportará 50% del presupuesto de Camino a la Ciudanía, además de asistencia técnica. Por año serán invertidos 400,000 dólares. La otra mitad del dinero será donado por la Fundación San Francisco, los fondos Haas Jr., Hass Sr. y Asian Pacific, la fundación Grantmakers Concerned with Immigrants and Refugees y la fundación Wallace Alexander Gerbode.

Camino a la Ciudadanía es “una inversión en nuestro futuro”, describió David Chiu, presidente del Consejo de Supervisores.

Chiu urgió también por la aprobación de la reforma migratoria que ahora mismo discute la Cámara de Representantes. Tras alabar los aportes de los inmigrantes a la ciudad, el supervisor por el distrito 3 —que abarca, entre otras áreas, Union Square, el barrio chino y Fisherman’s Wharf—, dijo que los Estados Unidos “necesita enviar el mensaje de que está abierto al mundo”.

De los 100,000 sanfranciscanos elegibles para la ciudadanía, de acuerdo con información de la alcaldía, más del 60% son migrantes originarios de las islas del Pacífico asiático, de éstos, 80% son adultos que trabajan y cuyas edades fluctúan entre los 18 y 64 años.

A través de organizaciones cívicas, proveedoras de servicios sociales y legales, se trabajará para “informar y apoyar al menos a un cuarto de los sanfranciscanos elegibles acerca de su derecho a registrarse; la meta es que al menos la mitad adquiera la ciudadanía”, dice un boletín de prensa de la alcaldía, emitido el 9 de julio, fecha en que el alcalde, el supervisor Chiu y representantes de esas organizaciones hicieron pública la iniciativa.

En breve, en la página de internet de la biblioteca de San Francisco (Sfpl.org) habrá información amplia sobre actividades educativas y recursos que ofrecerá Camino a la Ciudadanía.