Cámara Baja recibe más presión por reforma migratoria

Aumentan las peticiones para que los legisladores republicanos apoyen un proyecto de ley de inmigración

Cámara Baja recibe más presión por reforma migratoria
Ahora los republicanos están apoyando la aprobación del DREAM Act.
Foto: Archivo

Washington, D.C.- Las senadoras por California, Bárbara Boxer (D-CA) y Dianne Feinstein (D-CA), pidieron este miércoles la colaboración de los congresistas del estado, para impulsar una reforma migratoria. Mientras líderes republicanos se enfocan sólo en legalización de jóvenes y en proyectos de ley aislados.

Las legisladoras enviaron una carta a los 53 representantes californianos, incluyendo 15 republicanos, para que apoyen el proyecto de ley aprobado por el Senado.

“Nuestro estado es el que tiene más en juego en el debate sobre la reforma migratoria. Somos el hogar de más de un 25% de la población indocumentada del país; más que cualquier otro estado. Nuestros constituyentes y comunidades están listos esperando”, dijeron en la misiva.

Las senadoras también destacaron que si la propuesta es aprobada, California sumará 18,000 empleos y recibirá una inyección de $8,0000 millones en la economía local anualmente.

La carta fue enviada este miércoles a las oficinas de los congresistas.

Por la mañana , el líder de la Cámara de Representantes, John Boehner (R-OH) le dio su apoyo al Dream Act, en declaraciones a la prensa. “Se trata de un asunto de justicia básica. Estos niños fueron traídos aquí sin ninguna culpa de ellos. Y francamente estamos en una posición muy difícil y pienso que muchos de nuestros miembros creen que debemos lidiar con este asunto”, aseguró.

Por su parte el líder de la mayoría republicana, Eric Cantor (R-VA), está desarrollando un proyecto de ley para los jóvenes, titulado KIDS Act. “Es un asunto de decencia, de compasión […] fueron traídos aquí como menores. ¿A dónde más irían estos niños? […] Esto es algo que podemos apoyar”, expresó.

El liderazgo republicano ha entregado declaraciones ambiguas respecto al destino de los 11 millones de indocumentados y aún no está claro si debatirán este tema en la Cámara de Representantes.

antonieta.cadiz@laopinion.com