Alimentos para mejorar la circulación sanguínea

Las frutas y verduras son esenciales para tratar la mala circulación de forma natural
Sigue a La Opinión en Facebook
Alimentos para mejorar la circulación sanguínea
El ajo ayuda a fortalecer los capilares y a apoyar el flujo de sangre saludable.
Foto: Esta imagen es una obra derivada de Garlic bulb and cloves por Richard North, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/richardnorth / 7315114302/

Una adecuada circulación sanguínea es esencial para que el cuerpo funcione de manera óptima. El corazón bombea sangre oxigenada procedente de los pulmones y la impulsa a través de las arterias y los capilares hacia las células de todo el cuerpo, y si este proceso se ve obstruido las consecuencias son negativas para la salud.

Pies y manos frías, mareos, varices y pesadez e inflamación en las piernas son algunos de los síntomas que le indican que podría estar sufriendo de mala circulación.

Los problemas circulatorios aparecen cuando los vasos sanguíneos pierden elasticidad y se dificulta el recorrido de la sangre en el organismo. Con frecuencia los problemas circulatorios están estrechamente relacionados a hábitos no saludables como consumir una dieta pobre en nutrientes, alta en sodio y baja en fibra, y al escaso consumo de agua.

Existen alimentos que por su composición pueden ayudar a disminuir los síntomas de la mala circulación porque fluidifican la sangre y hacen más fácil su tránsito. Asimismo hay otros que mejoran la función de los vasos sanguíneos. Las frutas y verduras son tus aliados fundamentales para mejorar la circulación de la sangre. A continuación le sugerimos una lista de los alimentos que no pueden faltar en una dieta para mejorar la circulación sanguínea.

La aorta es una de las principales arterias de nuestro cuerpo que se encarga de repartir la sangre que bombea el corazón. Estudios recientes han demostrado que el ajo ayuda a proteger la aorta, porque ralentiza su proceso normal de envejecimiento y la mantiene flexible. Asimismo, su consumo frecuente hace que la sangre sea menos espesa y menos propensa a formar coágulos.

Como la mayoría de los pescados azules, el atún tiene un alto contenido de ácidos grasos omega 3 que favorecen la buena circulación, contribuyen a regular la presión arterial, aumentan los niveles de colesterol bueno, reducen los triglicéridos y previenen el daño de las arterias.

Las moras, las frambuesas y los arándanos tienen muchas sustancias antioxidantes. Estas sustancias evitan el deterioro de las paredes arteriales y venosas, y favorecen el buen estado de los vasos sanguíneos por su acción antiinflamatoria.

Contienen ácidos grasos poliinsaturados que reducen el colesterol malo y los triglicéridos sanguíneos, hacen más fluida la sangre y reducen el riesgo de que se formen coágulos.

Previenen el estreñimiento y contribuyen a eliminar toxinas para que la sangre circule con facilidad.

Alrededor de la web