Vuelven Los Panchos a San Francisco

Los eternos intérpretes del bolero romántico vuelven al Brava Theatre de San Francisco los días 1, 2 y 3 de agosto
Vuelven Los Panchos a San Francisco
El trío de Los Panchos, con Gaby Vargas y su requinto en el centro.
Foto: Foto Suministrada

SAN FRANCISCO.— Los Panchos existen porque existe el amor. Su permanencia en el escenario musical desde hace casi 70 años lo hace suponer así, como nos dijo desde Veracruz, Gaby Vargas, heredero del trío original: “Siempre estará ahí porque se le canta al amor”.

Tuvimos una conversación vía telefónica con Gaby Vargas, hijo adoptivo y aprendiz del legendario Alfredo “El Güero” Gil, justo porque regresan a la ciudad de San Francisco los próximos días 1, 2 y 3 de agosto, al Brava Theatre (2781 24th Street), en el barrio de la Misión.

A continuación, parte de nuestra charla con uno de los herederos de esas canciones que resuenan en la memoria colectiva, entre ellas Bésame Mucho, Sin ti, Solamente una vez, Esclavo y amo, y tantas más…

¿Cuéntenos qué han hecho con este legado musical en los últimos meses, los últimos años?

—Lo de siempre, donde nos piden cantamos. Desde que se iniciaron Los Panchos, pues dejaron sembrado casi en los cinco continentes estas canciones. Fue el primer trío que salió en Hispanoamérica para dejar el bolero romántico en el corazón de la gente del mundo.

Usted es parte de Los Panchos desde 1978, ¿es una responsabilidad para usted continuar con esta herencia?

—Soy el último de aquella generación, desde ese año del ’78 que se retiró Alfredo Gil. Para mí ha sido algo grande, estar representando una institución de la cultura hispanoamericana, del bolero romántico y de la creatividad de Alfredo Gil, quien fue quien inventó el requinto, un instrumento tan especial y tan peculiar.

Además de esa innovación musical que hizo, qué más podría destacar de “El Güero” Gil, su padre adoptivo?

—El maestro Alfredo Gil tuvo una gran idea, que fue recopilar canciones románticas de todas partes del mundo; canciones y ritmos, y a la vez, hacer las letras en español. Y claro, las creaciones de Los Panchos, en parte como compositores, también les impusieron un estilo que es lo que ha quedado en el recuerdo de tantas generaciones.

Hay mucha discusión sobre el origen del bolero, ¿qué nos puede decir usted sobre esto?

—El bolero en sí, dicen que es afro antillano, dicen que es cubano, dicen que es mexicano, que es puertorriqueño. Yo creo que todos han aportado un sentimiento, todos esos grandes países boleristas, románticos, como Colombia, muchas otras partes. El bolero es prácticamente ya de la humanidad, cualquiera sea su origen.

Existen varios artistas que han reinterpretado las canciones románticas de los boleros, incluso en diversos géneros, ¿prefiere unas más que otras?

—El bolero tendrá sus altas y sus bajas, pero siempre estará ahí porque se le canta al amor, a la pareja. ¿Cómo vas a enamorar a una dama si no le dices una frase bonita o le cantas un bolero? Ahí es donde entra el romanticismo de Los Panchos.

Ya el 14 de mayo de 2014 cumple 70 años la institución de Los Panchos. A usted le ha tocado pasar por San Francisco en ese tiempo, ¿qué recuerdos tiene?

—Hay muchos recuerdos de ahí del Teatro Brava. Hemos estado unos años antes con tanto éxito y con tanto calor humano de toda la gente, que estuvimos juntos en ese fin de semana y nos quedamos un mes (en febrero de 2005). Para nosotros fue un gran gusto ese éxito. El alcalde era Gavin (Newsom) nos hizo el honor de darnos el sello del condado de San Francisco y poner el día 11 de febrero, como Día de Los Panchos.

Al trío y al público les tocará darse un abrazo romanticón el 1, 2 y 3 de agosto, a las 8:00 p.m. en el Brava, con precios desde 25 hasta 35 dólares, en una serie de conciertos en beneficio del teatro. Puede adquirir los boletos y más información en el sitio de internet Brava.org.