Café Tacvba, la pura sensación

Los tacubos no sólo innovaron al realizar la producción de El objeto antes llamado disco, sino que traen un espectáculo por los Estados Unidos que va más allá de lo musical
Café Tacvba, la pura sensación
Rubén Albarrán, antes de convertirse en 'zopilote' encima del escenario de The Warfield en San Francisco.
Foto: Ricardo Ibarra / El Mensajero

SAN FRANCISCO. La presentación de El objeto antes llamado disco anoche en The Warfield se convirtió en algo así como El espectáculo antes llamado concierto. Los tacubos llevaron la función a otro nivel, con escenarios electrónicos que sincronizaron los elementos de la naturaleza: tierra, aire, agua y fuego. La raza, la multitud, la masa, se convertiría así en ese quinto elemento necesario para la magia.

Fue una pena que los organizadores sólo permitieran fotografiar las tres primeras canciones, pero será tal vez motivo para asistir a ver el espectáculo que trae Café Tacvba en su recorrido por los Estados Unidos y justo abrieron por la puerta grande en San Francisco.

Los elementos fueron representados, el primero, la tierra, con un árbol inflable que dio vida a las primeras canciones, principalmente del álbum que promueven una que otra canción de las producciones anteriores. El aire fue recreado con humo y rayos láser que simulaban unas espesas nubes en movimiento a través del foro, con la canción “Pez/Verde”. Luego con “Agua”, del disco Sino, generaron una lluvia simulada con fragmentos espumosos que caían desde arriba del escenario y con la tecnología luminaria parecía verse como una pantalla con pequeños leds multicolores. El fuego salió con “Volcán”, de su más reciente trabajo, con un ventilador y algunas telas que figuraron hacer arder el teatro.

Ataviado con su indumentaria de zopilote, Rubén Albarrán imprimió a la atmósfera, más que la presentación de un simple concierto musical, un video narrado en vivo con paisajes que evolucionaron durante la noche, como si uno fuera a distintas dimensiones ahí nada más parado.

Albarrán, Meme del Real y los hermanos Rangel, Quique y y Joselo, continuarán esta otra forma de hacer conciertos más como una experiencia extrasensonrial en Los Ángeles, Fresno, Ventura, San Diego, Tucson, El Paso, Austin, Houston, Dallas, Chicago, Milwaukee, Nueva York, y cierran en Washington D.C.