Padres continúan lucha por escuela chárter indígena

Esperan que la Junta Educativa del Condado de Los Ángeles revierta la decisión de la Oficina de Educación del Condado de Los Ángeles (LACOE) y renueve el permiso a la preparatoria Anahuacalmecac de Semillas del Pueblo
Padres continúan lucha por escuela chárter indígena
Padres y alumnos protestan afuera de las oficinas de LACOE en Downey.
Foto: Esmeralda Fabián-Romero / La Opinión

Padres y alumnos de las escuelas charter Semillas del Pueblo, siguen en pie de lucha por obtener el permiso que les permita seguir operando la preparatoria chárter indígena Anahuacalmecac International University Preparatory School en El Sereno.

Atrás quedó la batalla perdida contra el LAUSD, que en junio les negara el permiso. Hoy, en una audiencia pública, esta comunidad de padres, maestros y administradores, espera obtener la aprobación chárter de parte de la Junta Educativa del Condado de Los Ángeles, a pesar de que la recomendación de la Oficina de Educación del Condado de Los Ángeles (LACOE), ha sido de negarles tal permiso.

“¡Nuevamente se nos está dando la espalda! Nos sentimos frustrados y enojados”, expresó Martha Calderón, madre de dos estudiantes en Semillas del Pueblo. Uno de ellos, Bernardo, cursa el grado 11 en Anahuacalmecac, y sería directamente afectado con la decisión que tome dicha junta directiva.

“La recomendación es decepcionante, porque se nota que no hicieron el trabajo de analizar el reporte de 120 páginas que entregamos, sino más bien, solo se basaron en el del LAUSD, para terminar sugiriendo la misma decisión”, dijo Marcos Aguilar, director ejecutivo y fundador de Semillas del Pueblo.

“Lo cual explica que no son los datos, ni las pruebas que hemos sometido de nuestro buen trabajo lo que cuenta, sino la discriminación que sienten hacia nuestros estudiantes de origen indígena y los de necesidades especiales”, señaló el educador, durante una protesta que sostuvieron decenas de miembros de esa comunidad escolar, al medio día, afuera de las oficinas de LACOE en Downey.

Laura Manzano, la madre de una estudiante de educación especial, marchó ayer para defender la escuela que ha logrado “maravillas” con la educación de su hija, que se encamina para graduarse, al igual que lo han hecho en los últimos dos años el 100% de los alumnos de esta preparatoria, de los cuales el 80% han sido aceptados en universidades.

“Esta escuela le brindó el apoyo que no tuvo en otras. La ayudó con su deficiencia de aprendizaje, a subir dos niveles de grado”, compartió la mujer de origen indígena zapoteca. “De verdad sus razones realmente son racistas, porque su rechazo no tiene otro fundamento”, opinó.

Calderón cuenta que antes de conocer la escuela Semillas, consideró educar a sus hijos en casa, porque las escuelas de su vecindario, pertenecientes al LAUSD, eran “un desastre”.

“Semillas es la única escuela a la que deseo que mis hijos asistan, porque les ofrece una educación con dignidad. Esta es la única escuela que yo quiero para mis hijos”, expresó la madre, oriunda de El Salvador. “Estamos dispuestos a todo por salvarla”, asentó.

Al respecto, LACOE declaró, a través de su portavoz, KostasKalaitzidis, que “es la junta directiva la que tiene la última palabra”, sobre la petición que requiere 4 votos a favor para ser aprobada. Esta podrí a ser a favor de Semillas del Pueblo, a apesar de la recomendación en contra de LACOE, cuyo reporte señala “un programa educacional poco sólido” como una de las razones para no aprobar la renovación de Anahuacalmecac .

Anahuacalmecac, la primer escuela en Los Ángeles reconocida con bachillerato internacional, abrió sus puertas en el ciclo escolar 2009, bajo un permiso de 5 años, que el LAUSD decidió no renovar. De ser rechazada hoy la petición ante LACOE, la escuela aún tiene la alternativa de solicitarla directamente al Departamento de Educación de California.

“Estamos acostumbrados ya a luchar, y no importa la decisión que tomen esta vez, no nos vamos a dar por vencidos. Otra puerta se nos abrirá”, dijo confiada Calderón.