Arizona reprueba el festejo

bajada
Arizona reprueba el festejo
Los Dodgers celebraron en la alberca del Chase Field.
Foto: AP

PHOENIX (AP).— ¿Cómo se atreven los Dodgers de Los Angeles a celebrar en nuestra piscina?

Ese fue el sentimiento general de indignación después de que el mexicano Adrián González y cerca de 20 jugadores de los Dodgers dejaron el dugout de visitantes luego de brindar con champán y saltaron a la icónica piscina del Chase Field en Phoenix para celebrar haber asegurado el título de la División Oeste de la Liga Nacional.

Los Dodgers insisten en que no quisieron faltar al respeto, pero la piscina ubicada en el rincón del jardín derecho del Chase Field es tan emblemática como el mismo estadio.

Willie Bloomquist, jugador de cuadro de Arizona, y el senador John McCain están entre quienes utilizaron su cuenta en Twitter para censurar abiertamente a los Dodgers por lo que fue percibido como una falta de respeto.

“Felicitaciones a los Dodgers por ganar en la Oeste; lo consiguieron en el terreno de juego”, escribió Bloomquist. “Sólo que no se alardea en el rostro del adversario.”

McCain fue más duro en sus críticas, quizá algo usual en la política de estos días.

“¡Un acto sin clase por parte de un montón de niños malcriados demasiado bien pagados, inmaduros y arrogantes!”, criticó el republicano.

Dan Bickley, columnista del periódico Arizona Republic y comentarista de una estación de radio, sugirió irónicamente que el equipo de los los Diamondbacks deberían realizar una ceremonia para vaciar por completo la piscina y “limpiarla de esa maldad”.