Las FARC quieren a Jackson

Piden su participación en la liberación de un exmarine secuestrado por la guerrilla
Las FARC quieren a Jackson
Jesse Jackson aceptó la petición de las FARC de participar en el proceso de liberación del exmarine Kevin Scott.
Foto: EFE

BOGOTÁ.— Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) pidieron ayer que el reverendo estadounidense Jesse Jackson participe en la liberación del exmarine Kevin Scott, secuestrado desde hace más de tres meses.

La guerrilla pidió a Jackson, que está actualmente en Cuba, que ponga “su experiencia y probidad para hacer expedita la liberación de Kevin Scott”, según dice un comunicado guerrillero.

Además reclamó que Carlos Lozano, uno de los portavoces del movimiento de izquierda Marcha Patriótica y director del semanario Voz, afín al Partido Comunista, sea otro de los participantes en la misión de liberación, como reemplazo de la exsenadora Piedad Córdoba, que declinó formar parte de la comisión humanitaria.

Scott, un marine retirado, fue secuestrado por las FARC el 20 de junio en el municipio de El Retorno, en el departamento del Guaviare (sureste), en el inicio de una expedición con la que pretendía llegar al Brasil, según las versiones oficiales.

En el comunicado de hoy, fechado en las “Montañas de Colombia”, la guerrilla señala que si aún no han liberado al ciudadano estadounidense “es porque el Gobierno colombiano no brindó las condiciones mínimas necesarias” para este procedimiento.

Además, recordó que la liberación “es una decisión unilateral de las FARC que responde en estricto a consideraciones humanitarias.”

“Nada se ha exigido a cambio de este gesto, que solo tiene el propósito de contribuir a un ambiente positivo para la paz de Colombia”, agrega el comunicado.

Las FARC anunciaron el pasado 19 de julio que habían secuestrado a Scott, al que calificaron de “mercenario”, pero también adelantaron su intención de liberarlo como un “gesto” enmarcado en las conversaciones de paz con el Gobierno que se celebran en La Habana desde noviembre de 2012.

Para la liberación, las FARC pidieron conformar una comisión humanitaria con el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), la exsenadora Piedad Córdoba y un delegado de la comunidad religiosa de Saint Egidio.

El Gobiernio colombiano cuestionó la participación de Córdona, la cual anunció hoy que renuncia a formar parte del operativo, para no convertirse en un obstáculo para la liberación,

“Es para mí imperativo, ético y moral, ayudar para que se dé la libertad del ciudadano norteamericano y el retorno al seno de su familia, por lo que reitero que declino a ser parte de esta misión humanitaria.”

Las FARC constata en el comunicado “la magnanimidad de una mujer (Córdoba) que ha mostrado desprendimiento y entrega a la causa de la reconciliación.”