California destina sólo 3.18% de sus fondos a la educación

Es el segundo estado del país con el mayor porcentaje de estudiantes, pero el que menos invierte en educación; el promedio nacional es de 4.04%.
Sigue a La Opinión en Facebook
California destina sólo 3.18% de sus fondos a la educación
El presupuesto californiano a la educación es menor al promedio nacional de 4.04%.
Foto: Archivo

Los Ángeles.- Los estudiantes de educación primaria de California presentan grandes dificultades en su educación y, sin embargo, el estado destina un menor porcentaje de su presupuesto que el resto del país, señaló un informe presentado este jueves.

El reporte “Enfrentando el desafío: Por qué una mayor inversión en K-12 es importante para los estudiantes de California“, elaborado por el Proyecto de Presupuesto de California (CBP), resaltó que el presupuesto californiano destina apenas 3.18 % de sus fondos a la educación primaria, mientras el promedio nacional es 4.04%.

“La conclusión es que California tiene (recursos) para invertir más en la educación K-12 (primaria) que lo que actualmente hace”, aseguró Jonathan Kaplan, analista de políticas de CBP.

Con más de seis millones de estudiantes, de los cuales 52.7 % son hispanos, California es el segundo estado del país con mayor porcentaje de estudiantes provenientes de familias de bajos ingresos.

El promedio nacional -sin incluir al Estado Dorado– es de 46.8 % y California es superado sólo por Florida.

El Estado Dorado cuenta con más de un millón de estudiantes que están aprendiendo inglés, un número similar al que hay en Texas, Nueva York, Florida e Illinois, los cuatro estados más populosos, después de California.

De todos los estados del país, incluido el Distrito de Columbia, California ocupa el quincuagésimo primer lugar tanto en la relación del número de estudiantes por profesor como de estudiantes por consejero escolar.

El informe destaca la importancia de la nueva medida Fórmula de Control de Financiación Local (LCFF), que redistribuye fondos a las escuelas con mayor número de estudiantes de bajos ingresos y de la Proposición 30, que recauda temporalmente más impuestos para la educación, aunque advierte que esas medidas “no ofrecen suficientes recursos”, concluyó Kaplan.