Rams repuntan y caen al final

Halcones Marinos establecen diferencia con un par de TD en la segunda mitad
Rams repuntan y caen al final
William Hayes, de los Rams, atrapa al quarterback de Seattle, Russell Wilson, en el primer período del juego de ayer en San Luis.
Foto: AP

SAN LUIS (AP).— Russell Wilson lanzó dos pases de touchdown en Golden Tate, incluyendo un tiro deslumbrante de 80 yardas en la segunda parte, y los Halcones Marinos de Seattle pasaron sobre los Rams por 14-9 en el clásico Juego del Lunes por la Noche de la NFL que cerró la Semana Ocho.

Animado por su defensa, que habia derribado a Wilson seis veces, los Rams se acercaron 7-6 con el segundo gol de campo de Greg Zuerlein a finales del tercer período.

Pero no fueron suficiente. Dos jugadas más tarde, Wilson se internó por la banda de Tate, quien hizo una atrapada espectacular acrobacia sobre Janoris Jenkins.

Tate recuperó el equilibrio y luego hizo un gesto burlón a Rodney McLeod mientras corría hacia la zona de anotación, ganándose un castigo por conducta antideportiva.

La maniobra provocó abucheos de una multitud dispersa que fue anunciada de 55,966 fanáticos, pero en realidad era mucho más pequeña, en parte porque los Rams jugaron el mismo día en el cual los Cardenales estaban en el quinto partido de la Serie Mundial contra los Medias Rojas de Boston. El Busch Stadium está en la misma calle del estadio de los Carneros.

Dez Bryant y Jason Witten intercambiaron gritos en la banca de los Vaqueros, una escena que sintetizó la frustración por una derrota sorprendente y que podría tener mayores consecuencias si el alto mando de Dallas lo permite.

Los exabruptos de Bryant son el menor de los problemas para los Vaqueros con una defensiva que tiene muchos titulares lesionados y que permitió un touchdown en el último minuto.

Toleró también que un rival acumulara la mayor cantidad de yardas de la historia, en una derrota por 30-31.

La ofensiva también tiene problemas después de dos partidos sin el running back DeMarco Murray, quien probablemente regrese a la alineación el domingo pasado contra Minnesota.

“Cuando pones todas las agallas durante tres horas, es difícil resignarse a esta clase de derrotas”, dijo el entrenador Jason Garrett.

“Lo que el equipo necesita es aprender de lo que pasó y encontrar la manera de ganar esta clase de partidos, y hacer lo que se necesita para ganar”, agregó Garrett.